Cataluña| Dar la leche materna ayuda a los bebés prematuros a fortalecer su sistema inmunológico

. «Mi cuerpo no daba leche, y era la mejor alimentación que le podía dar a una criatura prematura, por lo que dije que sí, super agradecida»
.La leche humana tiene un gran impacto en el bebé
.En Cataluña hay 700 madres que dan anualmente leche al Banco de Leche Materna, del que se benefician medio millar de bebés cada año

FOTOGRAFÍA. MUNDO, 31.07.2022. Detalle de una mamá amamantando suavemente a su bebé. Imagen creada por Freepik. Lasvocesdelpueblo (Ñ Pueblo)

Barcelona (España), domingo, 31 de julio de 2022. La leche materna es fuente de vida para los bebés, pero no todos pueden disfrutar de ella. En el caso de bebés prematuros, con menor capacidad de succión y con madres a las que todavía no les ha subido la leche, esta opción tiene una alternativa que pasa por recibir leche de mujeres donantes, que les aportará los elementos básicos que su propia madre no puede ofrecerles de forma natural y en la mayoría de los casos temporalmente.

El Banco de Sangre y Tejidos se encarga desde 2011 de gestionar el Banco de Leche Materna, del que hacen uso medio millar de bebés anualmente en Cataluña gracias a la donación altruista de unas 700 mujeres.

Del 1 al 7 de agosto se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna para concienciar sobre los valores de este tipo de alimentación.

El 6 de junio, Jéssica Paredes rompía aguas. Su hija, India, venía al mundo de forma natural al hospital Germans Trias y Pujol de Badalona en la semana 35 de gestación: «La pusieron en una incubadora y la subieron a la UCI, donde acude estar cuatro semanas con acompañamiento respiratorio porque los pulmones no habían hecho la progresión que les correspondía intrauterinamente», explica.

En estas condiciones, era difícil poder alimentarla de manera natural, pero Jéssica sabía de la importancia del calostro para proteger al niño, sobre todo en los primeros compases de su vida.

En este contexto, los médicos le plantearon la posibilidad de recibir leche de una forma donante: «Mi cuerpo no daba leche, y era la mejor alimentación que le podía dar a una criatura prematura, por lo que dije que sí, super agradecida», añade.

De ahí pasó a la sala de semicríticos del hospital, donde la pequeña se fortalece para poder ir a casa. El caso de la Jéssica es habitual, dado que el cuerpo de la madre tampoco ha completado el ciclo natural para empezar a producir leche: «Las madres de bebés prematuros también son madres prematuras a nivel endocrino, y es muy importante trabajar con ellas desde el principio dándoles información para que puedan hacer la estimulación y empezar a generar leche», explica Gemma Ginovart, jefe de la sección de neonatología del hospital Germans Trias y Pujol.

Esa misma información se le trasladó a Sandra Rodríguez, que estuvo ingresada una semana en el hospital antes de tener a su hijo, Sergio. «Me dio mucha tranquilidad saber que existía la opción de tener leche del banco, porque de hecho la natural es la mejor opción que se le puede dar a un niño», dice.

Beneficios para la salud

La leche humana tiene un gran impacto en el bebé, y si es de la propia madre es mejor, puesto que se sincroniza a las necesidades de cada niño. «En el caso de los prematuros, tienen unas necesidades nutricionales e inmunológicas que les permiten evitar enfermedades que les son propias por la inmadurez de sus órganos», añade Ginovart.

De entrada, los pequeños suelen no haber desarrollado todavía el instinto de succionar, y en el mejor de los casos pueden no tener la suficiente fuerza para extraer la leche del pecho de la madre. De esta forma se puede administrar la leche a través de un tubo, y de forma paralela estimularlo con un poco de leche en los labios para que empiece a desarrollar los instintos naturales de succión.

«La ingesta de leche materna lleva a corto plazo a menor mortalidad, infecciones o enterocolitis necrosante, pero también producirá menos displasia broncopulmonar, ya largo plazo disminuirá la posibilidad de enfermedades metabólicas del adulto, generará menos obesidad, diabetes e hipertensión, y llevará a un mejor neurodesarrollo del sistema nervioso central», apunta Ginovart.

Una madre, una posible donante

Dar leche es un gesto altruista, es decir, la madre no recibe compensación económica alguna. Para ello, debe pasar una entrevista médica para descartar el consumo de fármacos, drogas o tabaco, de forma que se certifique que es una mujer sana.

Una vez dentro del programa, la mujer debe extraerse la leche en casa y debe congelarla. El Banco de Sangre y Tejidos, a través de un mensajero, la recoge en la casa y se inicia el proceso para realizar un estudio microbiológico, y si es válido se pasteuriza y se vuelve a congelar para trasladarla a los hospitales donde están los bebés prematuros.

Las donantes suelen ser madres con un excedente de leche, pero también hay casos en los que recibir se convierte, en el tiempo, en dar. «Los médicos me han dicho que la evolución de Sergio es muy positiva, en gran parte gracias a que ha recibido leche materna, y eso me ha hecho convertirme en donante; a mí me ayudaron y lo voy agradecer infinitamente, qué mejor forma de dar vida y colaborar», explica Sandra Rodríguez.

Lo mismo le ocurrió a Xenia Comas. Su hija, Sira, nació prematura, y en ese momento debía extraerse leche sin que le pudiera dar a la pequeña de manera directa.

Esto, explica, le provocaba un malestar añadido al hecho de tener a la niña en la incubadora. Sin embargo, conoció el programa de donación de leche, que le abría una puerta a reencontrarse consigo misma.

«Darla es terapéutico, es un beneficio para alguien que no conocer pero para mí ha sido también un beneficio personal, me ha permitido reconciliarme conmigo misma», explica. «De la leche que no hubiera hecho nada y la hubiese lanzado, mejor que sirva para alguien», añade.

En Cataluña hay 700 madres que dan anualmente leche al Banco de Leche Materna, del que se benefician medio millar de bebés cada año.

Desde su puesta en funcionamiento, en 2011, ya son 5.000 los bebés prematuros que han recibido leche del banco, sobre todo niños con un peso inferior a los 1.500 gramos y nacidos antes de las 32 semanas de gestación.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot