Cataluña: Investigan la filtración de datos personales de más de 5.500 agentes de Mozos de Escuadra

En la imagen de un combo de fotografía de Lasvocesdelpueblo con fuentes Mesquita de Reus (Tarragona) Cataluña. Reus (Tarragona) Cataluña (España), jueves 19 de enero de 2017. Vista de los Mozos de Escuadra a la Mesquita de Reus. A la imagen d ela izquierda, tres agentes de Policía catalana, Mozos de Escuadra aprendiendo el coran islámico, presuntamente preguntando por el profeta del Islam Mahoma (SWS), en árabe, Abu l-Qāsim Muḥammad ibn 'Abd Allāh al-Hāšimī al-Qurayšī (SWS). Imágenes Facebook Mesquita de Reus. Lasvocesdelpueblo.

Lasvocesdelpueblo y Agencias – La Policía Catalana, Mozos de Escuadra, investiga a una persona por la filtración de los datos personales de más de 5.500 agentes del cuerpo después de que el Sindicato de Mossos (SME) fuera pirateado en mayo del año pasado (2016). Barcelona (España), viernes 3 de febrero de 2017. Fotografía: En la imagen de un combo de fotografía de Lasvocesdelpueblo con fuentes Mesquita de Reus (Tarragona) Cataluña. Reus (Tarragona) Cataluña (España), jueves 19 de enero de 2017. Vista de los Mozos de Escuadra a la Mesquita de Reus. A la imagen d ela izquierda, tres agentes de Policía catalana, Mozos de Escuadra aprendiendo el coran islámico, presuntamente preguntando por el profeta del Islam Mahoma (SWS), en árabe, Abu l-Qāsim Muḥammad ibn ‘Abd Allāh al-Hāšimī al-Qurayšī (SWS). Imágenes Facebook Mesquita de Reus. toda la información aquí. Lasvocesdelpueblo.

El pasado martes 31 de enero de 2017, la policía catalana, conjuntamente con la Policía Nacional, ya detuvo a dos personas en Barcelona y una en Salamanca por su presunta relación con la filtración de estos datos.

Esta cuarta persona investigada se ha presentado este jueves en las dependencias policiales.

Según los Mozos, se trata de una acción coordinada de grupos de ‘hackers’ que llevaron a cabo el ataque, hicieron difusión y en reivindicaron la autoría. El objetivo de esta acción era, según los investigadores, crear los mayores perjuicios posibles a los policías afectados.

La investigación la han llevado a cabo los especialistas de la Unidad de Delitos Informáticos en coordinación con la Fiscalía de Delitos Tecnológicos y el Juzgado número 33 de Barcelona y se han establecido en dos fases: una primera en la que el objetivo inmediato era recuperar el Twitter del sindicato, su página web y los listados y sus repositorios.

En la segunda fase se marcaron tres prioridades: la difusión que se había hecho de los listados con datos de los agentes de policía, la reivindicación del hecho propiamente y el ataque que se hizo a las plataformas informáticas del sindicato.

Se trata de una investigación basada en criterios tecnológicos.

De hecho, ninguna de las detenciones que se han realizado se ha hecho para reproducir o difundir los listados obtenidos a partir del ataque.

En este sentido y todo que los atacantes utilizaban plataformas como la red Thor o servidores ‘proxy’, el seguimiento de las IP de los ordenadores atacantes y algunos errores que hicieron los hacktivistas condujeron a los investigadores a las detenciones de Barcelona y Salamanca.

El perfil los atacantes es el de ingenieros informáticos que tienen a su alcance tanto el material necesario como el software para hacer llevarlo a cabo.

El único objetivo de estas personas ha sido lesionar los intereses de los Mozos como organización y de parte de sus miembros a partir de poner sus datos de carácter personal al alcance de cualquier persona, con el riesgo que ello supone en el contexto actual de eventuales ataques terroristas a integrantes de organizaciones policiales.

El martes 31 de enero de 2017, se realizaron dos entradas y registros, una en un domicilio de Salamanca y, la otra, en el distrito de Sants de Barcelona.

En el primer caso los Mozos han detenido, conjuntamente con la Policía Nacional, un hombre español de 33 años, que ya ha quedado en libertad a la espera de citación judicial.

En el caso de Barcelona, los agentes han detenido a un hombre de 31 años y una mujer de 35, todos como presuntos autores de los hechos, y han intervenido material informático y documentación que están pendientes de análisis.

En la vivienda de Santos también se localizó forfaits falsificados de una estación de esquí andorrana y 51 mandos a distancia de automóviles de una misma marca, ya que algunos de ellos había tenido una relación profesional.

Este jueves, 2 de febrero de 2017, por la mañana, se ha detenido a una cuarta persona implicada con esta investigación se ha presentado en las dependencias policiales.

La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Desde el primer momento, la Dirección General de la Policía y los diferentes servicios operativos coordinados por la Jefatura establecieron como prioridad de los Mozos la investigación para lograr el restablecimiento del entorno informático del sindicato y de los efectos que pudieran derivarse de el uso de los datos de carácter personal y su eventual publicitación por cualquier medio, según apuntan los Mozos.

Los Mozos señalan que la difusión de estos datos de carácter privado de agentes de policía tenía un componente de gravedad importante, y más aún en el contexto de nivel 4 de alerta antiterrorista.

Por este motivo, el consejero de Interior, el separatista Jordi Jané, anunció en sede parlamentaria que la Dirección General de la Policía puso a disposición, tanto del sindicato como de los afectados por el ataque, los recursos que en minimizaran los efectos como un sistema permanente de coordinación con el sindicato SME y con otros sindicatos del cuerpo, la puesta a disposición de un teléfono de 24 horas para los agentes afectados por la filtración de datos, además de proporcionarles de charlas informativas descentralizadas para aumentar el nivel de autoprotección, tanto personal como digital.

Además, se pusieron en marcha los mecanismos disponibles con el objetivo de retirar de la red con inmediatez el acceso a los datos que habían sido publicados.

Por otra parte, los Mozos contactaron con el resto de sindicatos con el fin reiterar los consejos de seguridad sobre los datos personales de sus afiliados, en la línea de lo que ya se hizo el año 2012.

También, como medida preventiva, se aconsejó que aquellas personas potencialmente afectadas hicieran los pasos necesarios para blindar los sus perfiles informáticos.

Desde la Dirección General de la Policía se pide que cualquier persona que acceda a estos datos no haga ningún tipo de difusión para garantizar la seguridad y privacidad de los afectados.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot