Champions| El Atlético se juega pasar a la Liga Europa mientras FC Barcelona visita Praga sin nada en disputa

.El Barcelona, ya eliminado de la fase de grupos de la Liga de Campeones, finalizará su participación este curso en la máxima competición europea con la visita este martes (21.00 CET) al Viktoria Pilsen sin Robert Lewandowski, con molestias en la espalda, y con el único incentivo de lograr un triunfo que supondría 2,8 millones de euros ingresos para el club azulgrana

FOTOGRAFÍA. MADRID (ESPAÑA), OCTUBRE DE 2022. El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, en un entrenamiento. Efe

Efe.- Madrid (España), martes 1 de noviembre de 2022. Relegado a la suplencia en cada uno de los últimos nueve partidos, pero reivindicado el pasado sábado con dos goles contra el Cádiz, Joao Félix resurge rumbo al partido decisivo del Atlético de Madrid por la Liga Europa contra el Oporto en Do Dragao, con la duda de si reencontrará un sitio en el once al lado de Antoine Griezmann y con la victoria como única vía para el disimulo de un equipo en depresión.

El triunfo no es el único camino hacia la segunda competición europea, un mal menor en el despropósito que ha sido la Liga de Campeones del conjunto rojiblanco, pero sí el único en el que depende de sí mismo, en el que no necesita atender al marcador del Bayer Leverkusen, en el otro partido del grupo.

En el resto de supuestos, sí deberá aguardar al resultado del club alemán con el Brujas. Entonces, deberá, al menos, hacer lo mismo que él para jugar la Liga Europa, de la que ha sido campeón tres veces, la última en 2017-18, también cuando quedó fuera de la Liga de Campeones.

Ni siquiera es un consuelo para el Atlético. Cuando se produjo el sorteo, con la configuración del grupo B que lo posicionaba como favorito indudable (nada más lejos de la realidad, visto lo visto), o cuando terminó la primera jornada, con el triunfo agónico del equipo madrileño por 2-1 contra el Oporto, nadie intuía que, poco más de mes y medio después, iba a acudir a Do Dragao para jugarse la tercera plaza, sin ninguna opción de nada más.

Ni que sería el Oporto, ya clasificado con una jornada de antelación, quien iba a jugarse el liderato contra el Brujas, como ocurre este martes. Sus nueve puntos (reaccionó a sus dos derrotas iniciales con tres triunfos, el más reciente el 0-4 con el que arrolló al conjunto belga) acechan la cima del Brujas, con diez. El bloque luso necesita ganar (o empatar) y esperar acontecimientos del Bay Arena alemán. Todo desde las 18.45 horas.

Cuatro partidos sin ganar

Son ya cuatro partidos consecutivos sin ganar del Atlético en la Liga de Campeones, en la que visibiliza sus problemas más que en ningún otro torneo, más allá del fin dramático con el que consumó un fiasco que se veía venir (el penalti fallado por Carrasco, el rechace rematado al larguero por Saúl Ñíguez y el último tiro de Reinildo Mandava que repelió su propio compañero belga con el tiempo cumplido en el 2-2 ante el Bayer Leverkusen).

Los números, tan incontestables en el pasado en la era Simeone, delatan el momento que sufre el Atlético en esta competición: 4 victorias en sus últimos 15 partidos. U once de sus 32 encuentros más recientes, que engloban todo lo que ha sucedido en el conjunto rojiblanco en este torneo desde el sonoro desastre de Turín, con la derrota por 3-0 contra el Juventus en los octavos de final del curso 2018-19. Hace ya más de tres años.

También ha perdido cinco de sus últimos nueve partidos como visitante en la Liga de Campeones, los tres más recientes de forma consecutiva y sin marcar ningún gol (el 1-0 contra el Manchester City de la pasada campaña más los 2-0 en Leverkusen y Brujas del presente curso), y sólo ha ganado cuatro de sus once choques más recientes entre todas las competiciones: 0-2 al Sevilla, 0-1 al Athletic, 2-1 al Girona y 1-2 al Betis.

La reacción es urgente desde cualquier perspectiva y competición, como evidenció su última derrota en la Liga, con el 3-2 final en el minuto 99 contra el Cádiz, donde perdió tres puntos más y puso fin a una racha de seis encuentros sin perder, pero reencontró al futbolista que estaba llamado (y aún lo está) a marcar las diferencias en el Atlético, aunque no lo haya hecho apenas hasta ahora, en tres años y medio en el club, entre sus vaivenes, su inconstancia y el desencuentro (latente antes y evidente ahora) entre su entrenador y él.

Sus dos goles, su aspecto determinante, su potente versión, lo reivindicaron de forma indudable. ¿Es suficiente para volver a la titularidad? Lo revelará el once contra el Oporto, del que Diego Simeone no ha dado ninguna pista en el último entrenamiento previo en la Ciudad Deportiva de Majadahonda, con las dudas de Álvaro Morata, por el edema en el tobillo contra el Cádiz, y Geoffrey Kondobgia, por una molestias. Los dos han entrado en la convocatoria de 22 jugadores y tienen opciones de jugar.

No está aún en la citación Marcos Llorente, ya recuperado de una lesión muscular que lo ha apartado de los últimos siete partidos, según ha demostrado en los últimos entrenamientos, pero aún no para entrar en la competición, con lo que se perderá su octavo encuentro seguido.

Aún de baja Thomas Lemar y Koke Resurrección, por lesión, Antoine Griezmann -suplente en Cádiz- volverá al once, quizá junto a Joao Félix, a Álvaro Morata o Ángel Correa, al igual que lo hará José María Giménez al centro de la defensa, junto a Stefan Savic, con Nahuel Molina a la derecha y Reinildo Mandava (en la última sesión del lunes no se entrenó «por precaución») a la izquierda. La zaga está en el foco: cinco goles en contra en dos duelos.

Metamorfosis del Oporto

Enfrente, ha cambiado el Oporto respecto a la derrota 2-1 de septiembre en el Metropolitano. Después de una crisis pasajera de resultados, parece haber encontrado finalmente su ritmo de juego y cohesión en el campo, a pesar de los recientes tropiezos en Liga (perdió el clásico contra el Benfica y empató contra el Santa Clara).

Uno de los factores detrás de la metamorfosis del Oporto es el buen estado de forma del delantero Mehdi Taremi, elegido el mejor jugador de la anterior jornada de la Liga de Campeones. Él ha sido el arquitecto de la recuperación del equipo en la máxima competición europea -que empezó con dos derrotas- y, con cuatro goles en cuatro partidos, promete ser la mayor amenaza para la portería de Jan Oblak.

Otro de los puntales de los «dragones» en el campo es el guardameta portugués Diogo Costa, que con sólo 23 años es ya titular indiscutible entre los palos. Fue uno de los héroes de la victoria contra el Brujas al defender el mismo penalti dos veces, después de que el árbitro lo mandase repetir. En total, ha parado tres penas máximas en tres partidos seguidos en esta edición de la Liga de Campeones.

La principal ausencia para este martes será el veterano Pepe. El antiguo jugador del Real Madrid se está recuperando todavía de una lesión en la rodilla y no juega desde principios de octubre. Igualmente, el lateral João Mário está lesionado, mientras que el delantero brasileño Gabriel Veron es duda después de perderse el partido contra el Santa Clara por una mialgia.

El técnico Sérgio Conceição tampoco podrá contar con el otro central titular, el portugués David Carmo, ni con el medio colombiano Matheus Uribe, ya que ambos cumplen castigo por acumulación de tarjetas amarillas.

El Barcelona, en busca de 2,8 millones de euros sin Lewandowski

El Barcelona, ya eliminado de la fase de grupos de la Liga de Campeones, finalizará su participación este curso en la máxima competición europea con la visita este martes (21.00 CET) al Viktoria Pilsen sin Robert Lewandowski, con molestias en la espalda, y con el único incentivo de lograr un triunfo que supondría 2,8 millones de euros ingresos para el club azulgrana.

El conjunto de Xavi Hernández, con la clasificación para la Liga Europa ya en el bolsillo, jugará en el Doosan Arena de Pilsen con la intención de ayudar a las maltrechas arcas de la entidad y de dar un paso más en la recuperación psicológica tras el agónico triunfo del fin de semana ante el Valencia (0-1) en LaLiga.

La ‘Champions’ otorga 2,8 millones de euros por cada triunfo en la fase de grupos -hasta el momento, el Barça precisamente tan solo ha derrotado al Viktoria Pilsen en el Spotify Camp Nou- y 930.000 euros por cada empate.

Así, a pesar del golpe moral de la eliminación, el equipo azulgrana no quiere desaprovechar la oportunidad de sumar la notable cantidad de dinero que supone una victoria.

Molestias en la espalda de Lewandowski

De todas maneras, Xavi podría conformar un once inicial con jugadores menos habituales y dar descanso, así, a los futbolistas con más minutos de cara a los dos encuentros de LaLiga que quedan antes del parón por el Mundial ante el Almería y el Osasuna. De hecho, Lewandowski no entró en la convocatoria a causa de unas molestias en la espalda.

Además, el encuentro del sábado en Mestalla dejó fuera de combate a los centrales Eric Garcia y Jules Koundé. El español tiene una sobrecarga en el obturador externo de la cadera izquierda y, el francés, también sufre una sobrecarga, en su caso en el bíceps femoral de la pierna izquierda.

Las otras bajas son los centrales Ronald Araujo y Andreas Christensen, el lateral Sergi Roberto y el delantero Memphis Depay. Además, el centrocampista Sergio Busquets tampoco viajó a la República Checa porque está sancionado por acumulación de tarjetas. Así, Xavi tan solo tiene a su disposición a Gerard Piqué como único central de la primera plantilla.

Estas ocho bajas obligaron al técnico azulgrana a contar con jugadores del filial. Entraron en la lista de convocados el lateral Álex Valle, los centrocampistas Marc Casadó y Álvaro Sanz, y el delantero Ilias Akhomach.

El Viktoria Pilsen, el más goleado en la historia

Para el Viktoria Pilsen, que no ha logrado puntuar aún y ha sido el cuadro más goleado en la historia de la Liga de Campeones, el partido le ofrece la posibilidad de sumar experiencia contra uno de los grandes del fútbol europeo.

«La experiencia que conseguimos en la Liga de Campeones la trasladamos luego a la liga y se puede ver en el campo», resume Eric Jirka, defensa ofensivo del Pilsen, tras su paso por el máximo torneo europeo de clubes esta temporada.

Invicto en el campeonato liguero, con 35 puntos de los 39 disputados, el equipo que dirige Michal Bilek quiere volver a estar en Europa el próximo año, por lo que el pobre resultado en esta Liga de Campeones es algo sobre lo que el técnico y los jugadores quieren construir.

«Claro, no nos ayuda jugar contra jugadores de increíble calidad», continúa Jirka, que anotó dos dianas el sábado frente al Zlín, confirmando el liderazgo de su equipo.

Un equipo donde también destaca el centrocampista colombiano Jhon Mosquera, uno de los máximos anotadores ligueros del equipo con 6 dianas, pero que en Europa aún no se ha estrenado. Y un cuadro de presupuesto modesto en el que sigue destacando por su juego vistoso e incisivo el centrocampista ofensivo Adam Vlkanova, que tratará de despedirse con una buena imagen.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot