Coronavirus: Mozos separatistas denuncian otro “golpe de estado” de España en Cataluña

Lasvocesdelpueblo
FOTOGRAFÍA. MANRESA (ESPAÑA), 12.11.2017. Dos mujeres catalanas salen de su silencio y españolizan a los furgones de Mozos de Escuadra, la policía del 'régimen totalitario' invasor de Cataluña (Gobierno separatista de la Generalidad), la manifestación en Plaza de España de Manresa. Más de 4 mil personas claman en Manresa contra la invasión separatista que intenta acabar con España desde sus ciudades y municipios en la región catalana. Con banderas de España y de Cataluña, la gente de Manresa ha dado hoy una lección de democracia al resto de las ciudades de España ante el cáncer "terrorista" del separatismo. Lasvocesdelpueblo.

Redacción – Los policías neocomunistas del brazo armado del Procés en el Cuerpo autonómico de Policía de la Generalidad de Cataluña-Mozos de Escuadra (PGME), organizados en una banda que se hace llamara «Las Guilleries», han acusado este viernes, 20 de marzo de 2020, a España de cometer “un nuevo golpe de estado en Cataluña”, bajo la escusa de la “crisis sanitaria”, provocada por la pandemia del coronavirus (COVID-19). Los agentes secesionistas de los Mozos, todos, de ideología ultraizquierda, han considerado también “extrema derecha” a cualquiera formación política contraria al procés: Partido Popular (PP), Ciudadanos (Cs) y Las Voz de los españoles (VOX) y tacha de “Policías de Ocupación” a los agentes de Policía Nacional con residencia o destinados a Cataluña. Barcelona (España), domingo 22 de marzo de 2020.

Además, denuncian la traición de los partidos separatistas: ERC y JxCAT, quienes celebraron con “orgullo haber forzado al Gobierno de España a sentarse a una Mesa de Diálogo” sobre el Procés y que ahora se callan ante la usurpación de competencias de la Generalidad de Cataluña con un decreto de estado de alarma que otorgue todos los poderes del separatismo al presidente de Gobierno Pedro Sánchez Pérez-Castejón.

Tanto es así que reconocen que la declaración del estado de alarma haya provocado un “entusiasta aplauso” de VOX, dicen los mozos xenófobos supremacistas de extrema izquierda en un comunicado que el digital español Lasvocesdelpueblo (Ñ Pueblo9 ha tenido acceso la noche de este viernes, 20 de marzo de 2020, sobre las 20: 15 horas.

En su comunicado, que reproducimos íntegramente más abajo, los agentes separatistas de los Mozos de Escuadra, cuya representación en la Mozos de escuadra es muy poca y casi insignificante aunque hagan mucho ruido, se dirigen también al Gobierno secesionista del inhabilitado y expulsado del Parlamento de Cataluña por perder su condición de diputado regional, Joaquim Torra Pla -Quim torra-.

Asimismo, le recuerdan a la Generalidad de Cataluña que ellos son “miles los mozos y mozas que sentimos repulsa por la actuación de los aparatos del Estado en Cataluña, que estamos inequívocamente comprometidos con la independencia de Cataluña y permanecemos al servicio exclusivo de la ciudadanía de Cataluña y sus instituciones; si hay que proteger el material sanitario y asegurar que no sufra apropiaciones estatales y llegue a sus legítimos destinatarios estamos a su disposición”, agregan.

Los mozos separatistas «Las Guilleries» dicen: “Por el control de la pandemia se ha hecho imprescindible también sacar a las calles las fuerzas militares y Policías de Ocupación (Policía Nacional), las cuales, entre misión y misión sanitarias, aprovechan para distraer la población catalana, amenizándola con el himno español, de letra tan preciosa, que hacen sonar a todo trapo a sus vehículos, y poner denuncias a aquellos ciudadanos (los separatistas) que amparándose en las leyes del Reino de España no se dirigen a ellos con la lengua del Imperio (España)”, sentencian.

La banda de los Mozos separatista «Las Guilleries» tachan de “policías de ocupación” a los agentes del Cuerpo nacional de Policía del Reino de España destinados a Cataluña o con residencia en la región catalana. Denuncian que los Policías Nacionales rindan homenajes a los sanitarios al tradicional reconocimiento de las 20:00 horas de la noche con “himno de España” en sus coches patrulla o bien, señalan, “amparándose en las leyes del Reino de España”, los agentes de Policía nacional multan a los separatistas que “no se dirigen a ellos con la lengua del Imperio”, se refieren así, con toda esa mala educación, a España.

Asimismo, cargan duramente contra la presencia del Ejército fuera de los cuarteles en Cataluña, principalmente en los aeropuertos y puertos de Barcelona, donde los militares se han volcado, como en el resto de España, en al combate de los profesionales sanitarios Policía Nacional y Guardia Civil contra la propagación de la pandemia del coronavirus (COVID-19) en Cataluña. 

COMUNICADO DE LOS POLICÍAS SEPARATISTAS DE LA GENERALIDAD DE CATALUÑA, «LAS GUILLERIES»

En español

«Comunicado de Las Guilleries (108)

Cuando algunos celebraban con orgullo haber forzado el Gobierno de España a sentarse a una Mesa de diálogo con nuestro Gobierno de la Generalidad de Cataluña —después de que la parte española hubiera dejado bien claro que no se hablaría ni de amnistía ni de autodeterminación y con la escasa contrapartida de haber hecho posible el gobierno de PSOE-Unidas Podemos—, resulta que ahora estos acérrimos defensores de abrir una nueva etapa de concordia con franca voluntad de colaboración y entendimiento con Cataluña han ejecutado un nuevo golpe de estado contra el Principado, en este caso bajo la cobertura jurídica del estado de alarma.

Con el pretexto de la crisis sanitaria provocada por Covidien-19, han usurpado una vez más las competencias que su Constitución reconoce a la nación catalana en materia sanitaria, policial y de transportes, llegando a provocar el entusiasta aplauso de la extrema derecha y las derechas extremas españolas.

El presidente Sánchez, convertido en única autoridad competente —no confundir el significado de esta palabra—, se ha atrevido a decir que el coronavirus no entiende de territorios —como si las personas infectadas y los focos de la pandemia estuvieran en el espacio aéreo— y ha desestimado la aplicación de las medidas sanitarias recomendadas por los expertos y pedidas por Cataluña, después de haber tomado unas decisiones tardías y manifiestamente insuficientes para contener la propagación de la enfermedad, especialmente en el principal foco que se encuentra en Madrid.

Mientras Cataluña previó la crisis y hacer pedidos de Equipo de Protección Individual (EPI), España, a través de su Guardia Civil y amparándose en el “derecho de requisa” —antes fue el “derecho de conquista”—, incautó 4000 mascarillas que iban dirigidas al Hospital de Igualada, operación que en un principio no le constaba al Gobierno español y que posteriormente justificó en una necesidad de certificar su calidad, a pesar de que a estas alturas se desconoce el destino final del material intervenido por la Benemérita.

Por el control de la pandemia se ha hecho imprescindible también sacar a las calles las fuerzas militares y Policías de Ocupación (Policía Nacional), las cuales, entre misión y misión sanitarias, aprovechan para distraer la población catalana, amenizándola con el himno español, de letra tan preciosa, que hacen sonar a todo trapo a sus vehículos, y poner denuncias a aquellos ciudadanos (los separatistas) que amparándose en las leyes del Reino de España no se dirigen a ellos con la lengua del Imperio (España).

Gobierno de Cataluña: somos miles los mozos y mozas que sentimos repulsa por la actuación de los aparatos del Estado, que estamos inequívocamente comprometidos con la independencia de Cataluña y permanecemos al servicio exclusivo de la ciudadanía de Cataluña y sus instituciones; si hay que proteger el material sanitario y asegurar que no sufra apropiaciones estatales y llegue a sus legítimos destinatarios estamos a su disposición.

Los Mossos defenderemos las instituciones catalanas y velaremos para garantizar los derechos y libertades de nuestros conciudadanos. También exigimos la libertad de los presos políticos y regreso a casa de los exiliados.

Las Guilleries, 20 de marzo de 2020»

En catalán

«Comunicat de Les Guilleries (108)

Quan alguns celebraven amb orgull haver forçat el govern d’Espanya a asseure’s a una taula de diàleg amb el nostre govern (després que la part espanyola hagués deixat ben clar que no es parlaria ni d’amnistia ni d’autodeterminació i amb la minsa contrapartida d’haver fet possible el govern de PSOE-UP), resulta que ara aquests acèrrims defensors d’obrir una nova etapa de concòrdia amb franca voluntat de col·laboració i entesa amb Catalunya han executat un nou cop d’estat contra el principat, en aquest cas sota la cobertura jurídica de l’estat d’alarma.

Amb el pretext de la crisi sanitària provocada pel covid-19, han usurpat una vegada més les competències que la seva Constitució reconeix a la nació catalana en matèria sanitària, policial i de transports, arribant a provocar l’entusiasta aplaudiment de l’extrema dreta i les dretes extremes espanyoles.

El president Sánchez, convertit en única autoritat competent (no confondre el significat d’aquesta paraula), s’ha atrevit a dir que el virus no entén de territoris (com si les persones infectades i els focus de la pandèmia estiguessin a l’espai aeri) i ha desestimat l’aplicació de les mesures sanitàries recomanades pels experts i demanades per Catalunya, després d’haver pres unes decisions tardanes i manifestament insuficients per contenir la propagació de la malaltia, especialment al principal focus que es troba a Madrid.

Mentre Catalunya va preveure la crisi i va fer comandes de material, Espanya, a través de la seva Guàrdia Civil i emparant-se en el “derecho de requisa” (abans va ser el “derecho de conquista”), va incautar 4000 mascaretes que anaven dirigides a l’Hospital d’Igualada, operació que en un principi no li constava al govern espanyol i que posteriorment va justificar en una necessitat de certificar la seva qualitat, malgrat que a hores d’ara es desconeix el destí final del material intervingut per la Benemérita.

Pel control de la pandèmia s’ha fet imprescindible també treure als carrers les forces militars i policials d’ocupació, les quals entre missió i missió sanitàries aprofiten per distreure la població catalana, amenintzant-la amb l’himne espanyol, de lletra tan preciosa, que fan sonar a tot drap als seus vehicles, i posar denúncies a aquells ciutadans que emparant-se en les lleis del Reino no es dirigeixen a ells amb la “lengua del Imperio”.

Govern de Catalunya: som milers els mossos i mosses que sentim repulsa per l’actuació dels aparells de l’Estat, que estem inequívocament compromesos amb la independència del nostre país i romanem al servei exclusiu de la ciutadania de Catalunya i les seves institucions; si cal protegir el material sanitari i assegurar que no pateixi apropiacions estatals i arribi als seus legítims destinataris estem a la seva disposició.

Els Mossos d’Esquadra defensarem les institucions catalanes i vetllarem per garanbtir els drets i llibertats dels nostres conciutadans. També exigim la libertad dels presos polítics i retorn a casa dels exiliats.

Les Guilleries, 20 de març de 2020».

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies