El hombre más obeso del mundo de 32 años (590 kilos) pierde más de 170 kilos en una dieta

Lasvocesdelpueblo
Guadalajara (Mexico), 10.05.2017. El mexicano Juan Pedro Franco, considerado el hombre más obeso del mundo, trasladado a un quirófano en un hospital de Guadalajara (México). Juan Pedro Franco ingreso tranquilo y motivado a la cirugía que reducirá su estómago. Efe.

Lasvocesdelpueblo y Agencias -. El hombre más obeso del mundo sale “bien” de una operación en México. Juan Pedro Franco llevará una dieta estricta que le ayudará a perder entre el 40 y el 50 % de su sobrepeso en los próximos seis meses, para luego someterse en noviembre a un «baipás gástrico (en inglés baypass» —o cirugía de derivación gástrica, es una de las técnicas de cirugía bariátrica, es decir para tratamiento de la obesidad mórbida y es un procedimiento de tipo mixto: restrictivo y malabsortivo. Es la técnica más utilizada en EUA y en otros países, debido a su escasa morbimortalidad, buenos resultados a largo plazo y excelente calidad de vida tras la cirugía en sus intestinos, a fin de que su digestión sea más rápida y deseche ciertos tipos de alimentos sin absorberlos. Guadalajara (Mexico), miércoles 10 de mayo de 2017. Fotografía: Guadalajara (Mexico), 10.05.2017. El mexicano Juan Pedro Franco, considerado el hombre más obeso del mundo, trasladado a un quirófano en un hospital de Guadalajara (México). Juan Pedro Franco ingreso tranquilo y motivado a la cirugía que reducirá su estómago. Efe.

Sobre el baipás (baypass) gástrico que espera el hombre más obeso del mundo, Juan Pedro Franco

El baipás gástrico o cirugía de derivación gástrica es un procedimiento consiste en disminuir y restringir la absorción de los alimentos creando un reservorio pequeño a expensas de la curvatura menor del estómago separado del resto del estómago para evitar un efecto fístula más una desviación al intestino delgado en Y de Roux, consiguiendo de esta manera una saciedad precoz por el componente restrictivo más una mala absorción que añade eficacia a la técnica.

Según fuentes de según Wikipedia, en otras palabras, se reducen dos elementos: el tamaño útil del estómago, dejando sólo una pequeña porción en uso, y la parte inicial del intestino delgado (conocida como duodeno).

La pequeña porción de estómago que se mantiene en uso se conecta con la parte media del intestino delgado, de manera que los alimentos ingeridos no atravesarán la parte descartada del estómago ni del duodeno.

Se consigue con ello varios efectos: reducir la asimilación de alimentos ingeridos, estar saciados con menos cantidad de alimento (el estómago más pequeño se llena antes), y disminuir la producción de insulina por el páncreas.

No obstante, el estómago descartado y el duodeno no se extraen del paciente, sino que se conectan a la parte media del intestino delgado, para permitir que los jugos gástricos ayuden a digerir la comida.

La técnica también actúa por efecto hormonal pues produce una disminución de la ghrelina así como del péptido inhibidor gástrico (GPI) que se encuentran aumentados en los obesos.

El procedimiento se hace por vía abierta (laparotomia) y por vía laparoscópica, siendo está última vía la más usada por reducir la estancia hospitalaria y presentar menos complicaciones de la herida o morbilidad postoperatoria, así como permitir al paciente reanudar sus actividades en menor tiempo.

A esto se le puede agregar la extirpación o amputación de las glándulas excretadoras las cuales son las que le ordenan al cuerpo el comer, si se está lleno al interior del estómago o si tienes que ir al baño etc. estas son las glándulas.

En el extremo del píloro del estómago se encuentran las glándulas secretoras que producen una hormona llamada gastrina.

Cuando la gastrina se absorbe, estimula a las glándulas secretoras. La mucosa del estómago contiene millones de glándulas gástricas microscópicas que secretan mucus y jugo gástrico (con enzimas y ácido clorhídrico).

Juan Pedro Franco, el hombre más obeso del mundo

 El mexicano Juan Pedro Franco, considerado el hombre más obeso del mundo, fue sometido hoy a una reducción de estómago de la que salió “bien” y sin ninguna complicación, informó el doctor José Antonio Castañeda.

“Les puedo resumir que la cirugía fue prácticamente todo un éxito, ahora hay que ver cómo responde a este nuevo cambio y esperemos que todo vaya bien”, dijo el médico en una rueda de prensa en Guadalajara, capital del occidental estado de Jalisco.

Castañeda declaró que antes de la cirugía, practicada en el centro Gastric Bypass México, se registraron algunos problemas con el procedimiento laparoscópico con el que expanden el abdomen debido a “las dimensiones” del cuerpo de Franco, pero esto no representó ningún peligro para su salud.

“En este caso tuvimos algo de dificultad para expandir ese abdomen tan enorme que tiene Juan Pedro y fue el único contratiempo”, indicó.

El joven, de 32 años, natural de Aguascalientes, pesaba cerca de 590 kilos cuando se puso en manos de Castañeda, quien le sometió a una dieta mediterránea que hace énfasis en las verduras y en las frutas y que le ayudó a perder más de 170 kilos antes de la operación.

Tras la cirugía para reducir su estómago de una capacidad de cinco litros a una equivalente a un vaso de agua (unos 25 centilitros), Franco se quedará en el área de cuidados intensivos las próximas 48 horas.

Allí tendrá una “vigilancia bastante estrecha” para detectar alguna posible complicación ya que es un “caso delicado”, detalló el especialista.

“Es el paciente con mayor grado de obesidad en el planeta” y por ello afronta “altas posibilidades de sufrir infartos o complicaciones”, advirtió.

Si después de tres días no existe ningún problema con la cicatrización, podrá ser dado de alta, aunque siempre bajo la vigilancia de su equipo médico.

Franco llevará una dieta estricta que le ayudará a perder entre el 40 y el 50 % de su sobrepeso en los próximos seis meses, para luego someterse en noviembre a un baypass en sus intestinos, a fin de que su digestión sea más rápida y deseche ciertos tipos de alimentos sin absorberlos.

Los factores nutricionales y psicológicos son importantes tras la cirugía y el inicio de un “nuevo proyecto de vida”, dijo la psicóloga Soledad Aldana.

Lo que sigue “es contar con el compromiso de Juan Pedro al 100 %” para “vaya haciendo los cambios graduales que se le van marcando”, resaltó.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies