Pedro Chaparro: Rajoy «pactó la moción de censura» contra él para frenar el auge del patriotismo en España

.Nosotros estábamos mucho antes que VOX
.Yo en Blanquerna no fui a defender la falsa democracia de la que somos víctimas; fui a defender la unidad de mi país que es algo sagrado
.En una democracia nacional lo que prevalecería serían unos valores éticos y racionales en los que no cabrían pues independentistas que fueron al centro de España a reírse del resto de los españoles, a decir que «Cataluña es un país» diferente cuando no tiene sentido cada vez en un mundo en el que nos está atacando el globalismo que España se esté dividiendo regiones y separatismos fratricidas
.»Allí coreamos consignas que yo mismo lancé que son: «No nos engañan. Cataluña es España»»
.»¿Entonces, (si soy) presos políticos? Sí. Blanquerna es una causa política (…)». «Evidentemente, somos presos políticos». «Es un caso político»

Redacción.- Barcelona (España), sábado 27 de noviembre de 2021. El preso político del Proceso Separatista en Cataluña (Procés), condenado a prisión por un escrache pacífico el pasado 11 de septiembre de 2013 en la «embajada» de la República de Catalana en Madrid —Centro Cultural Blanquerna, también conocida como Delegación de la Generalidad de Cataluña—, padre de familia de 4 hijos y líder de la formación política española Democracia Nacional, Pedro Chaparro Velacoracho, ha valorado la actualidad política este sábado en Barcelona durante una entrevista concedida al medio digital Lasvocesdelpueblo (Ñ Pueblo).

VÍDEO (00:41:11 hora).

El joven político de 34 años, que desde luego no vive de la política sino de su trabajo en una empresa de la Comunidad de Madrid, afirma a Lasvocesdelpueblo que desde los 18 años ingresó en el partido que a la fecha de hoy él es Secretario General y dirige su Comité Político.

«Somos presos políticos», apostilla al ser preguntado por el escrache pacífica de los 14 héroes naciones en la embajada de la República Catalana en Madrid, condenados a prisión, hasta 2 años y 9 meses de cárcel por: «interrumpir un acto 60 segundos» a gritos de ««No nos engañan. Cataluña es España»» tirando a suelo un micrófono y un atril al moverse en la sala en su performance, durante el aquelarre del Día del separatismo en su embajada en la capital del Reino de España.

Preguntado por las diferencias entre su formación y VOX, afirma que la formación que preside Santiago Abascal Conde se queda corta. «Nosotros representamos una idea muy grande y esa idea que se queda corta, con respecto a VOX, nosotros la representamos; sobre todo en ideas sociales». «Se ve que aquella derecha nacional que se ha auspiciado desde hace unos años, que es VOX, se queda corta».

El dirigente de DN precisa que entre otras cuestiones, la formación nacionalista española defiende ideas nacionales que no defienden sus adversarios más cercanos: «Salir de la tiranía de los organismos supranacionales como la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de la Unión Europea (UE)» y volver a la «peseta» que hizo muy fuerte a España, ha manifestado Chaparro.

El preso político del procés asegura que el expresidente de Gobierno y dle PP, Mariano Rajoy Brey «pactó» la moción de censura del PSOE contra su Gobierno con el fin de frenar el auge del nacionalismo español. Así ha dicho durante una entrevista de unos 40 minutos en uno de los auditorios del SB Hotels en Hospitalet de Llobregat (Barcelona), tras ofrecer una rueda de prensa esta tarde en Cataluña sobre otro Caso Procés, el llamado Caso Blanquerna.

«Nosotros creemos que el régimen del 78 es una farsa» sino en España. «Nosotros tenemos posiciones mucho más firmes a la hora de defender a los españoles». «Tenemos medidas en nuestro programa político mucho más sociales porque anteriormente hemos estado hablando de lo que es la filosofía de Democracia Nacional», afirma en la entrevista que reproducimos íntegramente a continuación.

La entrevista

Pregunta (P).- ¿Chaparro cómo está?

Respuesta (R).- ¿Qué tal? Bien (..) Bueno. Dentro de las últimas noticias, estoy bien.

P.- Ha sido un viaje hoy desde la mañana hasta ahora a Cataluña; es su primera vez desde hace cinco años. Usted ha sido el primer español prohibido de viajar en España. ¿Cómo lo ha vivido durante estos cinco largos años, no pudiendo viajar a Cataluña?

R.- Bueno, pues el primero que comentas pues la verdad que ha sido un viaje de larga. Anoche, yo que trabajo en el turno nocturno, salí (del trabajo) y vine a esta hermosa tierra; una tierra, que para mí es maravillosa. Y (…). Bueno no es la primera vez que vengo a Cataluña después de mi prohibición; es la segunda. La primera fue el anterior 12 de octubre en Montjuïc (Barcelona), que pude saludar un montón de compañeros de mi organización, que llevaba sin ver en Cataluña desde hace un montón de tiempo y bueno, pues, ahora por las noticias que han acontecido y los hechos que se han producido durante las últimas semanas con respecto a mi procedimiento judicial, por segunda vez después de la restricción que me prohibía expresamente viajar a Cataluña a actos de mi partido, pues hoy he podido venir dar una rueda de prensa, con todo éxito con un montón de medios de comunicación y saludar a gente fantástica que en Cataluña lleva una lucha titánica frente a la bestia separatista. La verdad que estoy encantado contento e incluso emocionado.

P.- Chaparro (…) para que ustedes entiendan al menos, es un joven, pero es un joven responsable y padre de familia. Mejor que lo explique él a nosotros. ¿Quién es Chaparro?

R.- Pues yo soy una persona que me considero normal; una persona normal como creo que debería de ser pues otra gente. No creo que sea ejemplo de nadie y a pesar de que tengo a mi cargo cuatro hijos, con 34 años, no es algo que me haga más especial porque creo que todos tenemos que tener la obligación y la satisfacción y la lucha de tener pues hijos cuidarlos y educarlos en unos valores. Y bueno pues, ese soy yo; un padre de familia con trabajo y que además militó en una organización política (Democracia Nacional) desde hace bastantes años. Desde que tenía 18 añitos ingresé en esta organización, que ha ido cambiando la estructura hasta que a mí me ha hecho tener cotas de responsabilidad. Primero, responsable de juventudes, posteriormente miembro de la mesa nacional, posteriormente vicepresidente de Democracia Nacional hasta el día de hoy que soy Secretario General Democracia Nacional y dirigente del Comité Político. Dirijo el Comité Político también de mi organización. Ese soy yo.

P.- Es decir, usted está atento de todo lo que está pasando en España; me refiero a la política es española, en general. Recientemente se ha aprobado los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año 2022, pero antes de los Presupuestos, hubo una investidura después de una moción de censura. Tenemos en España un Gobierno ya estable porque son dos años de estabilidad. Aprueban los Presupuestos, siguen ahí. El Gobierno de coalición del presidente de Gobierno Pedro Sánchez Pérez Castejón (PSOE) ha hecho una gestión de la pandemia del COVID 19 que ha sido criticado y que ha sido anulado por el Tribunal Condicional dos veces, en dos sentencias. ¿Qué le parece el Gobierno de España con ese apoyo muy criticado? Me refiero al apoyo de EH Bildu del señor Arnaldo Otegui Mondragón y el del principal socio del Ejecutivo de Sánchez —entre otros como Teruel Existe, Coalición Canarias— que es ERC de Oriol Junquera Vies, a quien también Sánchez le ha concedido un indulto parcial. ¿Qué le parece este Gobierno.

R.- Este Gobierno (…). Si nos vamos a los inicios de la democracia, pues siempre que se cambia de ciclo político, por así decirlo, de un bloque que pueda ser más liberal de derechas (Partido Popular -PP-) hacia un Gobierno que sea más que de izquierda globalista (Partido Socialista Obrero EspañolPSOE-), aunque todos ellos atienden, bajo mi punto de vista, al mundialismo, hay una especie de hechos que acontecen muy parecidos a lo que podríamos llamar golpes de estado. Lo hemos visto en el cambio de Gobierno que aconteció con José María Aznar (PP) y la entrada de José Luís Rodríguez Zapatero (PSOE), pero no sólo eso; podemos ver cómo se cambió un régimen por parte del mismo atentado, un 11 de diciembre contra Luis Carrero Blanco (Santoña, 4 de marzo de 1904 ​- Madrid, 20 de diciembre de 1973. Presidente del Gobierno de España de 9 de junio al 20 de diciembre de 1973. Predecesor: Francisco Franco) por unas circunstancias. Volviéndonos al tema de la falsa democracia que estamos padeciendo, como digo siempre hay circunstancias que hacen un golpe y un cambio de régimen. Ahora hemos visto, con respecto a lo que comentas de la moción de censura, que se estaba intentando debilitar claramente al Partido Popular (PP): un Partido Popular que, no es que yo lo defienda, pero por supuesto no es lo mismo correr a la destrucción de España a 1.000 por hora que ir hacia la destrucción de España a 10.000 por hora, como creo que es con este Gobierno (de Pedro Sánchez Pérez Castejón). Y una moción de censura que seguro que estaba pactada porque ni siquiera Mariano Rajoy Brey fue capaz de utilizar los elementos que le competían a él para poder haber convocado unas elecciones generales que seguro, que habiendo hecho una campaña patriótica en España hubiera salido una Derecha. Se dejó ganar el terreno por parte de la izquierda cuando claramente la sociedad en España, todos veíamos que había una especie de «ultraderechización», que se me entienda bien la palabra; la gente estaba volviendo a su arraigo natural, estaba defendiendo sus posiciones firmes de defensa de la Nación española en contra de la inmigración descontrolada y en contra de los altos índices de delincuencia extranjera. Y eso podría haber hecho que un partido de derecha nacional hubiera ganado las elecciones.

P.- De ahí viene que el PP mismo pactó una moción de censura contra el PP. ¿Es lo que usted quiere decir?

R.- Claro. Entonces como siempre han acontecido estos hechos, ahora nos encontramos (…) de esos polvos vienen estos lodos. Al final hay un bloque de izquierda globalista que le interesa a las instituciones supranacionales de que gobierne en España porque España, bajo mi punto de vista, es un experimento de la mundialización; un experimento del globalismo. Y Para eso, necesitan principalmente canalizar las ideas nacionales españolas con movimientos políticos disidentes, de disidencia controlada, y por otro lado necesitan a bloques de izquierda en algunos momentos. ¿Para qué? Para dirigirnos a la destrucción de nuestro estado nacional como lo conocemos. Es una explicación un poquito larga, pero es muy fácil de entender porque España siempre ha sido enemiga de un montón de potencias en el mund. Actualmente, el Gobierno que tenemos me parece un Gobierno (…),  utilizando una nomenclatura un poquito menos elegante, un Gobierno de basura; un Gobierno de mierda -y con perdón-, pero es que toda la mierda que hemos estado sufriendo desde hace un montón de décadas con la lucha contra el terrorismo, lo estamos padeciendo ahora cuando por ejemplo tenemos a ETA en las Instituciones; tenemos a los independentistas catalanes de Esquerra republicana de Cataluña (ERC), es decir los herederos de la banda terrorista Terra Lliure que asesinaban a los españoles, los tenemos negociando los Presupuestos Generales del Estado. Todo con un Gobierno socialcomunista -social, entre comillas, globalista- con un partido como es Podemos en el que se ha demostrado que es una organización política totalmente cómplice también del globalismo, cómplice de las dictaduras comunistas y cómplice de toda la corrupción que pueda haber en la política junto con un Partido Socialista Obrero Español sanchis de un Pedro Sánchez Pérez Castejón ególatra, de un Pedro Sánchez traidor a la patria, por supuesto, y de un Partido Socialista Obrero Español que históricamente ha sido guerracivilista.

P.- Y para terminar este bloque nacional, en este bloque está porque su formación política Democracia Nacional tiene una representación, si no me equivoco, rectifíqueme, en el resto de España. Se plantea en el futuro y las encuestas están dibujando un cambio hacia este conservadurismo que usted ha señalado con «ultraderechización», sé exactamente cómo lo usted lo ha expresado, en la próxima elecciones. ¿Ese cambio se pueden materializar con un nuevo Gobierno en españa o España va a seguir con ese Gobierno tras el año electoral de 2023?

R.- A partir de 2023 habrá que ver si los españoles han cogido la suficiente fuerza para apoyar en elecciones, en los recuentos electorales a un movimiento político nacionalista español como Democracia Nacional. Desde luego, en el clima que hay en la sociedad y en el clima que hay en la calle la gente trabajadora de los barrios obreros de todas las ciudades españolas se ve que aquella derecha nacional que se ha auspiciado desde hace unos años, que es VOX, se queda corta. Nosotros ya avisábamos de ello. Nosotros estábamos mucho antes que VOX. No en mi caso porque Democracia Nacional no es Pedro Chaparro; Democracia Nacional es una organización que lleva décadas advirtiendo y vaticinando las situaciones políticas que iban a ir viniendo. Y nosotros queremos que VOX, en este caso, lo tuvieron que lanzar de algún modo porque había como he dicho antes una especie de ultraderechización de la sociedad; en esas capas de sociedad de los barrios obreros como también he comentado anteriormente. ¿Para el 2023? Desde luego, simpatizantes, militantes, nacionalistas españoles… cada vez hay más, pero habrá que ver si son capaces de unirse un movimiento como el nuestro. Desde luego, nosotros representamos una idea muy grande y esa idea que se queda corta, con respecto a VOX, nosotros la representamos; sobre todo en ideas sociales.

P.- Cataluña. Cataluña (el Procés) le va a meter en prisión. Usted lo ha explicado en rueda de prensa e irá en prisión por Cataluña. Usted ha estado hoy aquí en Cataluña, principalmente, para explicar un caso en el que usted participó, pero en defensa de la democracia y sobre todo en defensa de España. Se ha visto aquí en Cataluña otro caso peor con gente que salga en un acto político sangrando —de actos de todos partidos políticos que han intentado hacer sólo, sólo algo a favor de España. ¿Explíquenos qué es esto de «Caso Blanquerna»? ¿Por qué se llama este caso, caso blanquerna, en lugar de llamarlo con otro nombre?

R.- El caso blanquerna, como explicado en la rueda de prensa, que efectivamente es el motivo por el que hoy he venido aquí en Barcelona, aunque aquellos hechos que se produjeron en 2013 de defensa de la unidad nacional ante una afrenta separatista, se produjeron en Madrid, y hoy vengo a Barcelona porque la influencia que tiene esta región en España en las instituciones políticas es increíble. Por eso ha citado muy bien que quién nos va a meter en la cárcel no son los órganos judiciales, es el lobby de presión político globalista e independentista, con mucho apoyo de Israel y con mucho apoyo de las instituciones supranacionales que es el separatismo catalán y la Generalidad catalana. Por lo tanto hoy he venido a denunciar en Barcelona la situación de Blanquerna. Nos han tenido 8 años a 14 patriotas que en 2013 interrumpimos un acto (independentista) durante 60 segundos. ¿Y nos parece bochornoso porque han estado ocho años teniendo nos pendiendo de un hilo muy fino con la «Espada de Damocles» pendientes de ingresar en prisión? Porque el grupo de influencia que al que pertenece la Generalidad catalana y también otros movimientos políticos lo que quería es dar una sensación ejemplarizante hacia los que de forma firme y contundente defendemos los valores tradicionales conservadores y nacionales y que lo ejecutamos mediante una acción militante en lo que ellos denominan la «embajada catalana» en Madrid (Delegación de la Generalidad de Cataluña o Centro Cultural Blanquerna), que como también he citado en rueda de prensa, la embajada catalana en Madrid, jurídicamente no tiene ningún tipo de validez. No son sólo un Estado aparte; en todo caso podrán gestionar alguna cuestión de catalanes que residan en Madrid, pero es que esa idea podrida de «Federalización de España» del separatismo es algo que lleva corroyendo la democracia desde hace un montón de años. Vamos a ver. Yo en Blanquerna no fui a defender la falsa democracia de la que somos víctimas; fui a defender la unidad de mi país que es algo sagrado. Y, derivándolo a las ideas políticas de mi formación, fui a defender la democracia nacional, que es un término que deben de conocer los españoles. ¿Por qué? Porque en una democracia nacional lo que prevalecería serían unos valores éticos y racionales en los que no cabrían pues independentistas que fueron al centro de España a reírse del resto de los españoles, a decir que «Cataluña es un país» diferente cuando no tiene sentido cada vez en un mundo en el que nos está atacando el globalismo que España se esté dividiendo regiones y separatismos fratricidas. Yo fui a Blanquerna a defender la democracia nacional porque en una democracia nacional esas organizaciones que no quieren estar dentro del marco de derecho ni jurídico y no cabrían; estarían ilegalizadas. Y yo podría entender que en una que en un país se hubiera distintas organizaciones de corte más social y demás, pero no organizaciones políticas que están en contra de la unidad de un pueblo que tiene una comunidad política histórica increíble, desde hace milenios. Por lo tanto ahí fui a defender a unidad de España y fui a defender la democracia nacional.

P.- Explíquenos esto de los catorce encausado del Caso Blanquerna para que los que no conocen todavía este caso lo tengan bien claro. Eso ocurrió un día que aquí en cataluña llamamos la Diada de Cataluña, es decir el Día de Cataluña, en 2013. Ustedes irrumpen es son 30 segundos, no cuantos minutos… de un vídeo que circula, que se circula, pero ese es el único vídeo que circula; anipulado, evidentemente. En él se os presenta como unos monstruos, que x cosa… Explíquenos cómo esto ocurrió exactamente para que la gente lo entienda.

R.- Los días previos del 11 de septiembre de 2013, pues recordemos que en aquel entonces estaba (de presidente de Gobierno de la Generalidad de Cataluña) Artur Mas Gavarró, que luego se ha comprobado que con el dinero de todos los catalanes ha malversado fondos públicos, en aquel entonces, el separatismo catalán estaba llegando a un momento culmen que también lo hemos visto reflejados años posteriores con el tema el golpe de estado en Cataluña, entonces hubo una serie de patriotas que vimos en las redes sociales que en el Centro Cultural Blanquerna, lo que denominan ellos la «embajada catalana en Madrid», se iba a producir un acto independentista. No sabíamos; desconocíamos que iba a haber hay autoridades políticas políticas de la talla de Iñaki Mirena Anasagasti Olabeaga (PNV), Josep Sánchez Llibre (disuelta Convergencia y Unión), José María Bosch Aymerich (empresario separatista) y demás. Entonces, lo que fuimos fue a defender la unidad de España en torno a la embajada catalana. Parece, con el tiempo y con los años, que alguien quería que entrase ahí. Y lógicamente nosotros cuando llegamos nadie pensábamos que iba a generar y una puerta abierta y que nos iban a permitir acceder hasta el centro de la cloaca. De hecho, no lo sabíamos y también se refleja la actitud de muchos de los militantes que entraron. Y fíjese usted que los que interrumpimos el acto, que es un hecho delictivo que es un delito menor comparado con los escraches y el «jarabe democrático», como decía (el exvicepresidente de Gobierno de coalición socialcomunista de España y exsecretario General de Podemos) Pablo Manuel Iglesias Turrión, que se ha producido durante todos estos años con otros grupos, si usted se fija en la actitud de los encausados de Blanquerna, en ningún caso hay violencia. Es cierto que la violencia puede ser verbal, la violencia puede ser en formas, la violencia puede ser en un montón de maneras, pero ahí se ve como un joven militante de la época, en mi caso, yo sujeto a varios a varias personas que entran y que se envalentonan, pero que en ningún caso hay agresiones. Si nosotros hubiéramos querido ir a blanquerna hacer un acto violento ahí, como se dice en Castilla, no hubiera quedado «títere con cabeza» porque hubiéramos sentado de una forma violenta y hubiéramos agredido violentamente 14 personas a los que allí se encontraban. Pero no. Nosotros entramos y salimos. Y coreamos unas consignas, que yo mismo lancé, que son: «No nos engañan. Cataluña es España», porque entonces creíamos y ahora por supuesto en la defensa de la Nación es una obligación, es un es algo sagrado. Está además en la Constitución; una Constitución que no nos ampara luego a los defensores de la patria, pero allí fuimos los 14 encausados. Entramos salimos, en menos de 12 horas el 80% de los encausados estuvimos detenido en dependencias policiales, a personas como a mí, me agredieron en calabozo, eso consta en el parte de lesiones, en un duro interrogatorio que nos realizaron y nos han tenido ocho años en una situación pues bastante complicada. Porque han estado pidiendo desde un momento inicial 16 años de cárcel por los siguientes hechos delictivos: interrumpir un acto 60 segundos y un desorden público, que consistió en la entrada y salida en el que se rompió una puerta y se tiró un micrófono y un atril. Y nos han tenido ocho años peleando con los tribunales de este país hasta que ha llegado el momento de ahora en 2021 en el que nos van a meter dos años y nueve meses. Y no es cuestión de compararlo con otros hechos delictivos políticos que han tenido que ver en la Nación Española, podemos entrar a debatirlos. no. Y es que hay que analizar los hechos delictivos que allí se produjeron. Y los hechos delictivos (que se produjeron en Blanquerna el 11 de septiembre de 2013) no merecen esta condena; máxime cuando en ocho años se ha visto que nosotros seguimos defendiendo la unidad de España, pero no se ha vuelto a producir un hecho similar. Y quizá durante estos años ha habido motivos para quizá utilizar no la violencia pero si formas un poquito más agresivas si cabe.

P.- Y entrando en fondo en la política catalana, desde entonces este acto más adelante muchos hechos os han dado razón, porque lo visteis venir, se ha producido es producido aquí en cataluña de 2 proclamación de independencia: una de 10 de octubre que también los mismos, el expresidente de la Generalidad de Cataluña, actualmente fuera de España y que recientemente el Tribunal en General de la Unión Europea ha desestimado sus medidas cautelares recurridas por parte de su defensa tras su última detención en Sassari (Cerdeña) Italia, Carles Puigdemont Casamajó, proclamaron entonces esta independencia de Cataluña y la anularon a la espera de que el expresidente de Gobierno, Mariano Rajoy Brey (PP) se sentara a negociar y finalmente al no tener la negociación, proclamaron entonces la independencia unilateral el 27 de octubre de 2017 y más adelante pasaron al temas de la cárcel y recientemente el presidente Sánchez, a cambio de la investidura x cosas, les concedió un indulto parcial. Actualmente en Cataluña se ve que este Gobierno no es era independentista porque sus socios no están de acuerdo con la estrategia adoptada y en esto entonces estamos. ¿Qué piensa su partido como desde 2013 está en este caso catalán y ha estado en Cataluña, respecto a este Gobierno de coalición de la Generalidad de Cataluña de ERC y JxCat, que preside Pere Aragonès García y futuro del Procés (Proceso separatista en Cataluña)?

R.- El futuro del Procés está ya escrito. Nosotros efectivamente vaticinamos que se iban a producir declaraciones de independencia y cosas tan graves como se ha visto en Barcelona, que se han ardido las calles, se han quemado las calles exigiendo una independencia y exigiendo la libre libertad de unos supuestos presos políticos que no lo son porque han entrado por una puerta y han salido por otra. La situación en Cataluña está ya pactada desde hace tiempo, lo que pasa que tienen que normalizarlo ante el resto de sociedad española porque lógicamente un extremeño aunque quieran dar a entender de que le da igual Cataluña sí que le importa la unidad de su país; a un manchego le importa la unidad de su país, a un gallego le importa la unidad de su país, pero tienen que normalizar el proyecto federal, que por mucho que los separatistas den o no den apoyo a Pedro Sánchez, es un pacto que ya tiene  Pedro Sánchez. Pedro Sánchez es federalista. Él cree en un modelo federal y lo que está aconteciendo en este país es una segunda transición que se gira hacia la izquierda, hacia un modelo federal. Y eso es lo que ha traído el «régimen del 78». En Cataluña, como digo, haya organizaciones independentistas o no teniendo un Gobierno tanto del PP como del PSOE, y por supuesto de Podemos, siempre se va a favorecer a los pequeños regionalismos malentendidos porque en España el regionalismo se tendría que utilizar como arma de unión no como arma de desunión que es lo que hace la izquierda y la derecha liberal (PP) por el Partido Popular (PP), recordemos que también ha concedido un montón de concesiones a los independentistas. Yo creo que la Declaración (Unilateral) de Independencia en Cataluña (DUI) no va a llegar, pero no por los partidos políticos sino por la cantidad de españoles que ya están hartos de la mafia político judicial que hay en este país y que defienden su integridad como españoles, pero si fuera por parte de cualquier Gobierno sea del Partido Popular (PP) y sobre todo del Partido Socialista Obrero Español o de Podemos, esa Declaración de Independencia de Cataluña llegará. Apoyen los Presupuestos Generales del Estado Esquerra Republicana de Cataluña o no los apoye va a llegar porque quieren la desintegración de España. Son, bajo mi punto de vista, agentes antiespañoles al servicio de organismos supranacionales. Eso es lo que son el Gobierno del Partido Socialista Obrero Español y de Podemos y, por supuesto, los independentistas.

P.- ¿Usted se considera preso político de activar ingresar en la cárcel por hacer exactamente algo a favor de España mientras los líderes separatistas y del Procés, encarcelados por los delitos de sedición, desobediencia y malversación de caudales públicos en el Procés, que estaban aquí se consideraban igualmente «Presos Políticos»?

R.- Sí. Pero, yo no soy un político. Estoy hablando de política quizá lo mejor al mismo nivel que algún político de estos de medio pelo que cobran miles y miles y miles de euros y gozan de poltrona. Yo vivo de mi trabajo. Yo me dedico a Democracia Nacional porque creo que es un proyecto político que engloba una idea muy grande y que es una idea tradicional, conservadora y nacionalista de la que me siento partícipe y orgulloso y quiero colaborar. ¿Entonces, (si soy) presos políticos? Sí. Blanquerna es una causa política, pero yo soy un ciudadano español al que se le están vulnerando sus derechos ya después de ocho años de pena de banquillo con este procedimiento. Pero, evidentemente, somos presos políticos. Es un caso político. Yo y mis catorce compañeros, que aunque muchos no militen en organizaciones patrióticas, porque ahora no se dedican a colaborar con ninguna asociación u organización de carácter nacionalista española, también lo van a ser (presos políticos) porque es un procedimiento que le ha servido a los políticos para crear una idea confundida de los nacionalistas españoles; de los que tenemos que defender la unidad nacional. Por lo tanto, vuelvo a repetir, somos presos políticos.

P.- Otro protagonista dentro el escenario el sociopolítico en España, hay que decirlo así, es ya es sociopolítico porque muchos gobiernos están usando la pandemia para hacer política, para controlar el pueblo, no deja de ser ya un problema social sino ya sociopolítico se avista de que en Cataluña cuando el día siguiente de aprobar los Presupuestos de la Generalidad de Cataluña para 2022 se ha iniciado ya la exigencia del Pasaporte COVID, que desde el Ejecutivo de coalición de Pere Aragonés García (ERC) han suspendido su vigencia hasta nueva orden, no sabemos aún hasta cuándo. ¿Cuál es el posicionamiento de Democracia Nacional respecto a la «pandemia» COVID 19 (Coronavirus), si hay que llamarlo así?

R.- La pandemia viene desde hace ya un par de años. Y ya desde hace un par, de años nosotros lo que dimos luz en nuestros canales de difusión fue pues como había organismos internacionales y sociedades, por así decirlo, secretas que ya estaban anunciando que iba a producirse algo algún tipo de ataque bacteriológico, que se iba a producir algo en esta órbita. El «Evento 201» —es un evento en el que, bueno pues, salió, entre otros, Bill Gates diciendo que «los próximos problemas que iba a haber en el futuro de la humanidad no iban a ser guerras ni siquiera tecnológica sino que van a ser guerras bacteriológicas». Entonces, nosotros desde un primer momento nos hemos mostrado bastante críticos con esta situación. La pandemia la podemos diferenciar de dos maneras. No a nivel global, lo que ha venido en muchísimos países de Europa (…), de forma directa y de la gestión de nuestro Gobierno. La gestión de nuestro Gobierno, incluso atendiendo que podría haber habido una pandemia real, muy real que efectivamente está creando unos problemas de salubridad que se puedan percibir, la gestión ha sido nefasta. Y ha sido nefasta porque se ha amparado en las políticas de cada Autonomía; un desastre. En vez de hacer un Ministerio de Salud Pública, que organice y gestione todo el tema de la pandemia lo único que han ido haciendo es dejarlo a criterio de las Autonomías y de las rencillas políticas. Pero, y es que a nivel global, vemos como hay países de Europa en el que de momento no hay contagiados como que en otro país en otros países, sí; o que de repente al unísono, a nivel globalista, que ese es el problema que esto es un esto es una «Plandemia global», están dando unas consignas al unísono para crear un sentimiento apocalíptico en los ciudadanos del que nos va a llevar a una mala situación. De repente las embarazadas contagian, de repente no contagian; de repente los niños no tienen ningún problema, pero ahora sí y hay que vacunarlos; de repente el índice de incidencia acumulada sube, luego baja (…). Si es un virus tan mortal, lo primero (…), no creo que las nanopartículas desde las que se contagia este virus mortal sirvan las mascarillas; unas mascarillas que son absurdas porque no creo que… Si si fueran efectivas, tendría que haber un sistema de control sanitario en el que al menos pues te controlen si es cierto que cada cuatro horas te cambias la mascarilla, pero es que no existe. Esto lo que están haciendo es dirigir a todos los ciudadanos de Occidente, principalmente, porque también está ocurriendo en hispanoamérica y otros continentes, a un Nuevo Orden Mundial. Esto es una palabra que a mucha gente le sonará a chino y otra gente que ya la conoce. Entonces, al final para poder desguazar los Estados-Nación necesitan crear un problema. Yo no sé si la pandemia es verdaderamente incierta o tiene algo de verdad, pero lo que sí que sé es que la represión y las restricciones están vulnerando los derechos de los ciudadanos europeos de una manera increíble; a toda velocidad. Hemos visto como en Italia el tema del Pasaporte Verde (Pasaporte COVID/Pass Verde/Certificado COVID/Green Pass)se ha creado hace muy poquito y ha habido una masa de gente, muchísimos miles de italianos, han manifestado de norte a sur contra el Green Pass, que se comenta. Bueno. Pues, los que han sido principalmente defensores de los derechos sanitarios de los europeos que militan en organizaciones políticas han sido encarcelados. Aquí tenemos un cartel, lo he dicho en la rueda de prensa, de un señor que se llama Roberto Fiore —es líder de Fuerza Nueva (Forza Nuova), un movimiento político homólogo al de Democracia Nacional— este señor con más experiencia porque es un hombre que lleva un política muchos más años y ha sido encarcelado por una manifestación que se realizó en roma en contra de él Green Pass. Porque considera, como es lógico, que no te pueden pedir para trabajar, que es el sustento de tus hijos, de tu familia y del tuyo propio, que te pidan estar vacunado (contra el COVID 19). Me parece algo bochornoso lo que está ocurriendo en Europa y lo que se está viendo es: datos, datos, datos, supuestos virólogos, supuestos Comités de Expertos, pero si no había Comités de Expertos. Bueno pues lo mismo se puede traducir en los virólogos que salen en la Televisión. Habría que ver el currículum de muchas de esas personas. Solo vemos datos y la gente al final no sabe procesar esos datos, no se da cuenta de la realidad, tiene una realidad paralela que es la que te lanzan desde los medios de comunicación. Quizá sea pagáramos todos la Televisión y nos dedicásemos a trabajar, a mantener a nuestros hijos y a vivir, se acaba a la Pandemia del COVID 19.

P.- Entrando (…). Entonces… No le vamos a entretener más. Vamos a hablar ahora de su partido: Democracia Nacional. Democracia Nacional para que mucha gente entienda tenía un activismo muy fuerte, no solo en Cataluña sino en el resto de España. Hoy en rueda de prensa usted ha dicho que lidera Democracia Nacional. ¿Cómo funciona y qué tal Demócrata Nacional? ¿Qué es Democracia Nacional? ¿Cúal es el proyecto político de Democracia Nacional? ¿Qué ofrece y quiere Democracia Nacional a los españoles?

R.- Pues, mira, Democracia Nacional, más que un partido político, es un movimiento nacionalista español que engloba pues distintas asociaciones y que engloba bueno pues distintas necesidades que tienen las distintas capas de la sociedad en la que vivimos, principalmente la española. Democracia Nacional se estructura en base a delegados territoriales en las distintas delegaciones del territorio nacional, que son muchas, y principalmente se organiza desde sus inicios con una Junta Nacional, una Mesa Nacional que la componen pues entre 10 y 12 personas que son elegidas en Congreso. Ahí es donde se crea una Directiva Ejecutiva y Comité Político, que somos los que trimestralmente elabora mos la estrategia. ¿Qué propone Democracia Nacional? Pues, a día de hoy proponemos muchísimas cosas porque España se está desgastando, pero a rasgos generales lo que pedimos es la libertad del pueblo español; que el pueblo español recupere su libertad como ciudadano; que el pueblo español recupere la libertad a la hora de poder pasear por las calles y que no tenga que estar preocupado de si son más tardes de las 8:00 horas puedan atracar le a él oa su familia en muchos barrios de Villaverde (Madrid) o aquí (en Cataluña), por ejemplo, en Sabadell (Barcelona); que pueda trabajar en su país siendo un país soberano que dependa del mismo. Pero, y es que aquí hablamos del concepto de lo que es una democracia liberal y lo que es una democracia nacional. En una democracia nacional tenemos el resultado que estamos viendo: un desguace y una desindustrialización del tejido productivo desde hace décadas. Una democracia nacional no hubiera permitido que en España se desguace la agricultura, la pesca, la ganadería, el sector primario, secundario y terciario, que muchas empresas españolas se hubieran se hayan deslocalizado a países con una mano de obra más barata. Democracia Nacional quiere la libertad de todos esos factores: trabajo, salud defensa a ultranza de la vida, defensa de la unidad nacional de España con sus distintas regiones, por supuesto, pero no con un Sistema Autonómico que lo único que nos está haciendo es tener una multiplicidad de funciones y un gasto excesivo; un país que, por supuesto, en un momento en el que hay tantos inmigrantes y en un momento en el que hay poco trabajo, que se de prioridad nacional en el empleo a los españoles; que, por supuesto, si una persona viene aquí a trabajar, pero ha delinquido directamente tiene que ser expulsado; y, por supuesto, hay un tema que Democracia Nacional defiende y que no lo defiende en otros partidos. ¿Y qué es? Salir de la tiranía de los organismos supranacionales como la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de la Unión Europea (UE) porque creemos que las políticas que se ejecutan (…).

P.- ¿Usted ha dicho salir también d ela Unión Europea (UE)?

R.- Sí, de la Unión Europea. Nosotros creemos que la mayor parte de las políticas que se aplican en nuestro país y que a los ciudadanos de a pie nos afectan vienen dirigidas desde la Unión Europea. Por lo tanto, queremos eso; la libertad del pueblo español.

P.- Esta diferencia, por ejemplo, salida de España de la Unión Europea, rechazo a la inmigración ilegal y masiva, pero también usted comparte algunos puntos en materia de defensa de la unidad nacional, en materia de inmigración con otro partido del espectro político español. ¿De todo lo que hay cúal, digamos, digamos, es la diferencia entre Democracia Nacional y VOX, que comparte algunos puntos de su proyecto políticos?

R.- Pues, la de la diferencia entre Democracia Nacional y VOX es que Democracia Nacional, como he dicho antes, que no es Pedro Chaparro (sino) una serie de directivos desde hace muchos años, llevan trabajando en la defensa a ultranza de la unidad nacional de España desde mucho antes que VOX y que nosotros creemos que el régimen del 78 es una farsa. Nosotros tenemos posiciones mucho más firmes a la hora de defender a los españoles. Tenemos medidas en nuestro programa político mucho más sociales porque anteriormente hemos estado hablando de lo que es la filosofía de Democracia Nacional. Pues la Democracia Nacional (DN) tiene un programa filosófico y programático. Y nosotros defendemos de una manera más contundente a los obreros en España. Nosotros no estamos de acuerdo en que nuestro territorio sea una democracia liberal, una democracia liberal económica. Al revés, todo lo contrario, queremos volver a aquella peseta que nos hizo fuertes para no tener que depender monetariamente de organismos internacionales. Algo que no pide este partido (VOX). Nosotros queremos directamente defender el sistema regional, el sistema de unidad nacional frente a esa multiplicidad de funciones. Porque estamos viendo que VOX también pertenece a regiones autonómicas, a Parlamentos Autonómicos. ¿Si no quieren estar en los Parlamentos Autonómicos por qué se presenta VOX allí? No sé. Nos diferenciamos en muchas cosas porque ellos son liberales y nosotros somos nacionales.

P.- Respecto al partido mismo cúal es la salud actual de Democracia Nacional desde que usted lidera la formación?

R.- Democracia Nacional es un partido en pleno auge. Como hemos estado hablando no me gusta estar constantemente hablando de otro partido que ha salido de derecha nacional, como es el caso de VOX, pero como he comentado anteriormente lo que necesita el pueblo español se está quedando corto con lo que proclama este partido y otros. Entonces, estamos viendo que Democracia Nacional está creciendo cada vez más, principalmente en zonas donde, pues, hay una fuerte presencia de la invasión migratoria, como es en el sur, y donde hay una fuerte presencia de un independentismo radical y tan virulento como el que estáis padeciendo en Cataluña o en las Vascongadas. Democracia Nacional es un partido en crecimiento. Yo espero que de aquí a pocos años vemos, por así decirlo, el asalto al poder; el asalto al futuro y podamos tener cotas de poder en Ayuntamientos, en localidades que nos permita crecer mucho más. Pero, claro, nosotros verdaderamente no tenemos ningún tipo de financiación. Nosotros no tenemos una financiación detrás que pueda derivarse de Irán o de algún partido como ha ocurrido con otros como Podemos. Podemos llegó y parece ser que ha sido financiado. DN sí que se financia verdaderamente con la cuota de sus afiliados. Entonces, con la cuota de a lo mejor miles de afiliados, en su mayoría obreros, pues no necesitamos más gente que nos apoye. Pero, es cuestión del tiempo.

P.- Pues, Pedro Chaparro gracias por venir a Cataluña, gracias también por aceptar esta entrevista a Lasvocesdelpueblo.com (Ñ Pueblo).

R.- Muy bien. Muy amable. Gracias.

 

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot