Piden 48 años de prisión a un Guardia Civil por abusar de la nieta de otro agente de 9 años en el cuartel

FOTOGRAFÍA. ZAMORA (ESPAÑA), 27.10.2020. La Fiscalía de Zamora exige a un guardia civil hasta 48 años de prisión e inhabilitación especial durante 20 años para ejercer como funcionario por cuatro delitos de agresión sexual a una niña de 9 años en Puebla de Sanabria (Zamora). Efe

Efe – El guardia civil de Puebla de Sanabria (Zamora) acusado de cuatro delitos de abuso sexual a una niña que es nieta de otro agente y que supuestamente cometió en el cuartel ha negado los hechos este martes en la primera sesión del juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Zamora y por los que la fiscalía pide 48 años de cárcel. Zamora (España), martes 27 de octubre de 2020.

La Fiscalía de Zamora exige a un guardia civil hasta 48 años de prisión e inhabilitación especial durante 20 años para ejercer como funcionario por cuatro delitos de agresión sexual a una niña de 9 años en Puebla de Sanabria.

El acusado ha asegurado que todo son invenciones de la víctima, una niña que tenía 9 años en el momento de los hechos denunciados y que, según él, era “conflictiva”, “vengativa” y “mentía con asiduidad”.

Los hechos se remontan a junio de 2019, cuando presuntamente el acusado aprovechó que estaba de servicio en la puerta del cuartel para llevar a la niña a su vivienda en las instalaciones y cometer los abusos sexuales.

A preguntas de la defensa, que pide su absolución, el agente ha afirmado que algunos de los días en los que se le atribuyen los abusos se encontraba en León porque estaba de permiso y otros no llegó a abandonar la garita de vigilancia.

Únicamente ha admitido a preguntas del Ministerio Fiscal que la niña en una ocasión, en un descuido, visionó vídeos pornográficos que tenía en su móvil y otro día le acompañó a su casa y estuvo en la cocina viendo la tele cuando él había subido a coger un bocadillo en un receso de su turno de trabajo en las puertas del cuartel.

Durante su declaración, que se ha prolongado durante dos horas, ha alegado además que resulta “incomprensible” que se hubiera podido llevar a la niña a su vivienda los cuatro días que asegura la víctima y nadie hubiera visto nada.

El acusado, que lleva desde el verano de 2019 en prisión provisional, está suspendido en funciones aunque aún no expulsado del Cuerpo al no haber aún sentencia.

En el juicio está previsto que este martes declaren tres testigos y que el miércoles concluyan las pruebas testificales y declaren los peritos antes de que Ministerio Fiscal, acusación particular y defensa emitan sus conclusiones definitivas.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot