“Un lujo acompañar a Policías que se van para estar con su familia” tras el 1-O en Cataluña

Lasvocesdelpueblo
MOLLE ROMPEOLAS DEL PUERTO DE BARCELONA (CATALUÑA) ESPAÑA, 29.12.2017. medio centenar de catalanes consigue llegar hasta el muelle rompeolas del Puerto de Barcelona para una 'despedida simbólica' a los agentes de policía Nacional y Guardia Civil que se desplegaron a Cataluña ante el golpe de estado separatista del 1-O. Lasvocesdelpueblo

Redacción – Emociones, lágrimas, gritos de “¡Viva la Policía Nacional y la Guardia Civil!”; y los “¡vivas España!”, son las muestras de cariño de una Cataluña que aún no se ha rendido; gracias ,por una parte, a la contundente actuación policial de unos policías y Guardias civiles que nadie “entiende porque… alguien ha querido que sean despedido de esta manera y en estas condiciones” después de “lo que han sufrido en cataluña” para salvar la democracia española y proteger las libertades de los catalanes hasta la descafeinada aplicación del Artículo 155 de la Constitución Española —sin recuperación de competencias estatales a la Generalidad ni intervención de la TV3 y todo ello con una convocatoria de elecciones autonómicas, en medio de procesos judiciales, una causa general contra el separatismo, que parece más bien ha una salida pactada con el enemigo que una respuesta al golpe de estado— que ha servido parece, solo para fortalecer al separatismo desde el Gobierno de España; probablemente, los “golpistas Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Carme Forcadell” estarán pronto en sus sillas tanto en la cámara catalana como en la Generalidad de Cataluña. Barcelona (España), sábado 30 de diciembre de 2017. Fotografía: MOLLE ROMPEOLAS DEL PUERTO DE BARCELONA (CATALUÑA) ESPAÑA, 29.12.2017. medio centenar de catalanes consigue llegar hasta el muelle rompeolas del Puerto de Barcelona para una ‘despedida simbólica’ a los agentes de policía Nacional y Guardia Civil que se desplegaron a Cataluña ante el golpe de estado separatista del 1-O. Lasvocesdelpueblo

Vídeo. Molle Rompeolas del Puerto de Barcelona. 29.12.2017. Despedida de los agentes, héroes del 1-O

20 mil agentes, la mayoría antidisturbios, desplazados a diversos puntos de Cataluña como refuerzo para impedir el referéndum ilegal del 1-O

Pese a las prohibiciones de acceso hasta el puente del Puerto de Barcelona denomina «Rompeolas Muelle De Los Cruceros de la Escullera», un grupo de catalanes consiguieron llegar hasta el puente donde tuvieron el honor y “lujo” de despedirse de los agentes que se desplegaron a Cataluña en septiembre de 2017 para la exitosa operación policial del contra el golpe de estado separatista d ela generalidad de Cataluña perpetrado el pasado 1 de octubre de 2017 (1-O), informa hoy, sábado 30 de diciembre de 2017, la agencia Efe. 

Los últimos agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil desplegados en Cataluña con motivo de la denominada Operación Copérnico han abandonado hoy sus alojamientos en territorio catalán, después de permanecer cerca de cuatro meses en la comunidad.

De esta manera ha culminado el retiro gradual de este contingente policial, que llegó a cifrarse extraoficialmente en casi 20.000 agentes, la mayoría antidisturbios, desplazados a diversos puntos de Cataluña como refuerzo para impedir el referéndum independentista del pasado 1 de octubre convocado por la Generalidad golpista del fugado delincuente Carles Puigdemont.

Dos de los barcos cruceros que los han alojado en la capital catalana, el GNV Azzurra y el Rhapsody, zarparán el domingo y el martes, según han confirmado fuentes del puerto de Barcelona, mientras que el tercero, Moby Dada, que fue apodado el del ‘Piolín’ por los dibujos del personaje que lo decoraban, ya abandonó el puerto el pasado 16 de diciembre.

El resto de agentes que aún quedaban repartidos por el territorio catalán, alojados en diversos establecimientos, también volverán hoy a sus destinos en el resto de España.

Las situación de los efectivos en Cataluña ha ocasionado diversas protestas por parte de los sindicatos de la Policía Nacional, que reprocharon que sus agentes que estaban en los barcos se encontraban alojados en “condiciones de habitabilidad indignas” y sin la previsión de descansos mínimos, unas acusaciones que el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, negó entonces.

También suscitó polémica la actuación de algunos hoteles de Calella y Pineda de Mar (Barcelona) que alojaban a efectivos policiales y que tras la presión ejercida por alcaldes o concejales instaron a los agentes a abandonar sus instalaciones tras la actuación de las fuerzas de seguridad durante el referéndum secesionista de la Generalidad sediciosa golpista.

Galería. Molle Rompeolas del Puerto de Barcelona. 29.12.2017. Despedida de los agentes, héroes del 1-O

We cannot display this gallery

La resistencia y respuesta de Cataluña silenciosa ante ataque separatistas contra policías y guardias civiles desplegados a Cataluña

Cientos de extremistas separatista se habían congregado ante los establecimientos hoteleros en estas localidades para pedir la marcha de los agentes antidisturbios. La respuesta de la llamada Cataluña Silenciosa fue inmediata. A cada ataque separatista había una contra manifestación de apoyo a las fuerzas de seguridad del Estado desplegados a Cataluña.

Concentraciones que se sucedieron también frente a los cuarteles de la Guardia Civil de Travessera de Gràcia, en Barcelona, en el de la localidad barcelonesa de Manresa, en el de Sant Carles de la Ràpita (Tarragona) o en el de la comisaría de la Policía Nacional en Reus (Tarragona).

Los asedios de CUP, PDECAT y ERC desaparecieron finalmente tras una resistencia inédita de los catalanes ante los cuarteles de la Guardia Civil.

Fue una batalla callejera de día como de noche. Un cuerpo a cuerpo que al principio los medios del poder intentaron ignorar para seguir controlando a la Cataluña silenciosa pero, no había sombra y oscuridad suficiente  para tapar una evidencia que se manifestó en voto el pasado 21 de diciembre de 2017 en las urnas de las elecciones autonómicas convocada por primera vez, desde el inicio d ela democracia, por un gobierno central tras descafeinada aplicación  de las medidas del Artículo 155 de la Constitución en Cataluña, el pasado 28 de octubre de 2017; después de su aprobación en el Senado el viernes 26 de octubre ante la Declaración Unilateral de Independencia de Cataluña en la cámara sediciosa de Cataluña con carme Forcadell de presidenta.

Las quejas de los agentes

A raíz de estos escupitajos, desprecios, insultos, amenazas separatistas, los cinco sindicatos de la Policía Nacional solicitaron al Ministerio del Interior que adoptara “medidas urgentes y efectivas” para garantizar la seguridad de los miles de agentes desplegados en Cataluña ante los “ataques, acoso, persecución y señalamiento” que estaban viviendo en el territorio catalán.

La Fiscalía y algunos juzgados catalanas abrieron diligencias por presuntos delitos de odio contra los agentes desplazados a Cataluña.

Las críticas por las condiciones de los policías en territorio catalán se han alargado hasta los últimos días de su estancia, concretamente la Nochebuena, cuando algunos de los policías alojados en el buque Rhapsody compartieron imágenes del menú de la cena con duras críticas dirigidas a Interior, a lo que el ministro Zoido respondió ordenando a la Policía abrir una investigación al respecto.

“Gracias”, soy nuestros “héroes”

Muchos catalanes han querido este viernes acercarse hasta el buque de los últimos agentes del 1-O en el puerto de Barcelona. 

Se ve que se puso todas las medidas necesarias para que no sea posible un encuentro entre los “héroes” de Cataluña y sus fanes por motivos ocultos de siempre que han llevado a Cataluña y resto de España a la actual situación de callejón sin salida; con la única diferencia que los catalanes se han despertado y ya saben votar para premiar solo a los que quieren cuidar España.

Anoche, dos agentes de Policía Nacional se desplazaron hasta el puente «Rompeolas Muelle De Los Cruceros de la Escullera» para hacer una foto de familia con los catalanes junto a las banderas de España.

Los agentes concretaron que el último barco saldrá a las 7:00 horas de esta mañana de sábado, 30 de diciembre de 2017.

“Estamos muy agradecidos y muy orgullosos” de ustedes. “Llevo desde las 16:30 horas esperando” a los agentes para despedirme, explican los catalanes vecinos de Manresa (Barcelona).

Un agente d ela Policía portuaria confirmó que ante la indignación de los agentes -por el ninguneo y maltrato del Gobierno central del presidente Mariano Rajoy tras la operación del 1-o y durante su estancia a Cataluña- muchos de los agentes de Policía Nacional se han ido en “coches personales” y que los barcos se van “vacíos” del puerto de Barcelona.

compartir
Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot
Share
Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies