El preso corrupto separatista Fèlix Millet pide un mes de prórroga antes de embargar sus bienes

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), JULIO DE 2020. Fèlix Millet (d), el corrupto separatista ex responsable del palacio de la Música de la Generalidad de Cataluña, el «Palau de la Música», durante su proceso judicial que ha acabo con condena de prisión. Efe

Efe – El expresidente y saqueador confeso del Palau de la Música Fèlix Millet ha solicitado a la Audiencia de Barcelona que le dé un plazo de un mes antes de ejecutar los embargos de sus bienes hasta que puedan pactar los términos sobre cómo devolver el dinero del desfalco de la institución cultural. Barcelona (España), lunes 13 de julio de 2020.  

En un escrito dirigido a la sección décima de la Audiencia Provincial, al que ha tenido acceso Efe, la defensa de Millet propone a la sala un período de un mes para llegar a un acuerdo sobre cómo depositar los importes que le reclaman y alcanzar un “plan de pagos consensuado” debido a la “complejidad del asunto”.

Millet, que ingresó de forma voluntaria en la prisión de Brians 2 hace unas tres semanas, fue condenado a 9 años y 8 meses de prisión y al pago de una multa de 4,1 millones de euros, una pena que fue ratificada el pasado abril por el Tribunal Supremo.

El alto tribunal también avaló la obligación de que devuelva, junto al exresponsable del Palau de la Música Jordi Montull, 23 millones de euros a las estructuras del Palau (Consorci, Fundació y Associació), cuyos fondos desviaron en provecho propio.

Para tal fin y con el objetivo de “coadyuvar con agilidad a la eficaz ejecución de la sentencia”, Millet pide también que se certifiquen las cantidades económicas ya consignadas, que se tengan en cuenta como fianza o como embargos en cuenta y que se identifique a las persona que las hizo y la fecha en la que se produjeron.

El expresidente del Palau de la Música ingresó en prisión para cumplir su condena el pasado 25 de junio, el mismo día en que vencía el plazo establecido por la Audiencia, al igual que el extesorero de Convergencia (CDC) Daniel Osàcar, condenado a tres años y medio por acordar el pago de mordidas de la constructora Ferrovial, a través de la institución, a cambio de beneficiarla en la adjudicación de obras públicas en la etapa de gobierno de Jordi Pujol.

Por su mediación, Millet y Montull -también en prisión- percibían el 1,5 % del total de la comisión, y el porcentaje restante lo hacían llegar a Convergencia por tres vías: en efectivo a los tesoreros del partido, a través de simulados convenios con la Fundación afín Trías Fargas (luego CatDem), o con facturas de servicios prestados a CDC, como si en realidad fueran para el Palau.

Tanto Millet como Osàcar, ambos de 84 años, acabaron entrando en la cárcel tras intentar sin éxito hasta última hora atrasar su ingreso en prisión, primero alegando ante la Audiencia de Barcelona su estado de salud y su avanzada edad y, posteriormente, solicitando que se detuviera el proceso hasta que se tramitara su petición de indulto.

Sin embargo, el tribunal provincial desestimó todos los recursos y acordó su ingreso en un centro penitenciario sin esperar la resolución del indulto ya que, tal como recalcó en sendas provincencias, Millet y Osàcar fueron condenados por un caso grave de “corrupción política” y las enfermedades que sufren no les comportan un “riesgo vital” de ser encarcelados.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot