Hoyo de Manzanares| Defensa sigue lavándose las manos

Mientras dichos artificieros manipulaban unos explosivos para su desarticulación: ¡Boom! De repente todo saltó por los aires, 55 kilos de trinitrotolueno (TNT) se accionaron inexplicablemente; allí, esos hombres eran los más prestigiosos desarticuladores de explosivos por aquel entonces en nuestro País. En el acto ya nada se pudo hacer, falleciendo 5 de nuestros grandes héroes españoles, quedando solamente dos únicos supervivientes heridos de gravedad

0
125
FOTOGRAFÍA. MADRID (REINO DE ESPAÑA), 27 DE FEBRERO DE 2011. Funeral por los fallecidos en la Academia de Ingenieros de Hoyo de Manzanares. El príncipe de Asturias y de Gerona, don Felipe, preside el funeral por las víctimas de Hoyo de Manzanares. Los cinco militares que fallecieron en Hoyo de Manzanares fueron - Sergio Valdepeñas Martín Buitrago. Era sargento primero del Ejército de Tierra de la Brigada Acorazada XII de El Goloso, Madrid. Nació en Madrid el 8 de enero de 1976. Estaba soltero y no tenía hijos. Participó en las misiones internacionales de Afganistán, Líbano, Bosnia y Kosovo. - Mario Hernández Mateo. Sargento del Ejército de Tierra de la Brigada Acorazada XII de El Goloso, Madrid. Nació en Madrid, el 10 de octubre de 1977, era soltero y no tenía hijos. Participó en las misiones de Kosovo, Afganistán y Bosnia. - Miguel Ángel Díaz Ruiz, cabo del Ejército de Tierra destinado en la Brigada Acorazada XII de El Goloso, Madrid. Nació en Salamanca el 12 de abril de 1985, estaba soltero y sin hijos. Participó en las operaciones de Líbano y Kosovo. - Víctor Manuel Zamora Letelier, sargento primero de Infantería de Marina de la Armada en la Brigada de Infantería de Marina en San Fernando, Cádiz. Nacido el 12 de octubre de 1966 en Chile y con nacionalidad española, era soltero y tenía un hijo. Estuvo en las misiones de Líbano y Bosnia. - Javier Muñoz Gómez, cabo primero de Infantería de Marina de la Armada en la Brigada de Infantería de Marina en San Fernando, Cádiz. Nacido en San Fernando, Cádiz, el 28 de junio de 1974. Estaba casado y tenía una hija. Participó en las misiones de Bosnia, Líbano y Haití. Ministerio de Defensa/Lasvocesdelpueblo (Ñ Pueblo)

Barcelona (Reino de España), lunes 12 de febrero de 2024 (Agustín Ángel Fariña Peña).- Hoyo de Manzanares| Defensa sigue lavándose las manos. El Ministerio de Defensa sigue lavándose las manos y no se responsabiliza de la tragedia militar de Hoyo de Manzanares (Comunidad de Madrid). […] o callas y tragas con tu propia desgracia y vives en un infierno que jamás te correspondió o ellos serán los encargados de que lo lamentes para siempre a base de más sufrimientos, más pesadillas y más sentido de culpabilidad por lo ocurrido pero a la vez, tan injustamente.

  • El peor parado de estos dos últimos, mi buen amigo, pero mejor Compañero, el Teniente Pepe Candón, quedando en la actualidad con graves secuelas psicológicas, no pasa una noche que no tenga pesadillas de lo ocurrido y de igual manera físicamente, con secuelas que llevan desde haber perdido un ojo, quedando con una pérdida de visión de su otro ojo del 85%, en la audición, casi no puede escuchar y lógicamente quedando desfigurado tanto su rostro como su propio cuerpo, con quemaduras que son espeluznantes y difíciles para mí de mirar, trago nudos cada vez que lo veo

Hoy, es uno de esos días que escribo más con el corazón que con mi propia pluma. Cinco familias destrozadas porque perecieron injustamente grandes militares y los únicos supervivientes de una tragedia, que nunca debió de ocurrir, siguen totalmente abandonados por el Ministerio de Defensa español. En breve, el próximo día 24 de febrero, se cumplirá el 13° Aniversario de una de las mayores tragedias militares españolas ocurrida en tiempo de paz de este último siglo, ya merecen los fallecidos descansar en paz, ya merecen sus familias el reconocimiento de la verdad, ya son merecedores los supervivientes de la paz que necesitan sus almas y parar su sufrimiento aunque lo ocurrido de buen seguro lo llevarán por dentro eternamente aunque a Defensa todos, absolutamente todos, les da igual; para ese Ministerio no son personas, son simples números nada más.

En la mañana del 24 de febrero del año 2011, unos artificieros especialistas en la desarticulación de explosivos, TEDAX del Ejército Español, hacían unos Ejercicios preliminares, en el Campo de Tiro de «El Palancar», en la Academia de Ingenieros del Ejército de Tierra en Hoyo de Manzanares, Comunidad de Madrid, ya que posteriormente, marcharían de misión internacional de paz, para desarticular minas tanto antipersona, como antitanque.

Hoyo de Manzanares| Defensa sigue lavándose las manos| Mientras dichos artificieros manipulaban unos explosivos para su desarticulación: ¡Boom! De repente todo saltó por los aires, 55 kilos de trinitrotolueno (TNT) se accionaron inexplicablemente; allí, esos hombres eran los más prestigiosos desarticuladores de explosivos por aquel entonces en nuestro País. En el acto ya nada se pudo hacer, falleciendo 5 de nuestros grandes héroes españoles, quedando solamente dos únicos supervivientes heridos de gravedad. El peor parado de estos dos últimos, mi buen amigo, pero mejor Compañero, el Teniente Pepe Candón, quedando en la actualidad con graves secuelas psicológicas, no pasa una noche que no tenga pesadillas de lo ocurrido y de igual manera físicamente, con secuelas que llevan desde haber perdido un ojo, quedando con una pérdida de visión de su otro ojo del 85%, en la audición, casi no puede escuchar y lógicamente quedando desfigurado tanto su rostro como su propio cuerpo, con quemaduras que son espeluznantes y difíciles para mí de mirar, trago nudos cada vez que lo veo. Sí así yo me siento, no me quiero ni imaginar cómo ha de ser el día a día, cómo le ha cambiado la vida al bueno del Teniente Candón.

FOTOGRAFÍA. MADRID (REINO DE ESPAÑA), 27 DE FEBRERO DE 2011. La imagen que adjunto, es cedida hecha por el mismo y jamás antes publicada, por uno de los dos únicos supervivientes, el Teniente Pepe Candón. Es la imagen del día del entierro de los 5 militares fallecidos en el acto por la explosión. Agustín Ángel Fariña Peña/Lasvocesdelpueblo (Ñ Pueblo)
El Príncipe en el funeral por los fallecidos en la Academia de IngenierosEl accidente esa mañana, movilizó a todo Dios, a los peces más gordos de nuestro país, desde la Ministra de Defensa por aquel entonces del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) la ya fallecida, Carmen María Chacón Piqueras (Carme Chacón); al Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), José Julio Rodríguez Fernández; quién tras su retiro fuera fichado por el vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030 del Gobierno de España desde enero de 2020 y secretario general del partido Podemos desde 2014, Pablo Manuel Iglesias Turrión, para formar parte del equipo en el Congreso de los Diputados representando a Podemos e, incluso, al por aquel entonces príncipe de Asturias, nuestro actual rey de la Corona Española, S.M. Felipe VI, quién presidiría el acto del funeral por los fallecidos.

LA CRÍTICA:

Este caso no es más que la punta de una flecha muy larga de desgracias militares, acosos laborales, persecuciones, suicidios, etc. aún sin resolver y no es que sean casos sin resolver por faltas de pruebas. No, son casos sin resolver porque no le interesa al Ministerio de Defensa español por una parte, para seguir engañando al pueblo español —mostrando una cara que es falsa y no les corresponde— y, por otra parte, para no indemnizar a familias y víctimas porque ya estarían más que arruinados y tendrían que haber cerrado ese Ministerio hace mucho tiempo por culpa de tanta opacidad consentida por sus burgueses generales y políticos, por tantas y tantas negligencias que no se dicen ni se conocen y que nunca saldrán a plena luz española.

Hoyo de Manzanares| Defensa sigue lavándose las manos| Estoy totalmente seguro que a las víctimas, familiares y heridos, no siguen luchando por dinero, ese dinero que es máximo responsable subsidiario Defensa; estoy seguro que antes del dinero, prevalece las ganas de justicia para hacer honrar a sus muertos y sus heridos. Que se desmantele todo ya de una vez por todas y que sus responsables, sean los que sean, se pudran de una vez ya por todas entre rejas; en la cárcel de por vida. ¡Porque, no! ¡Señores, no! Aquí no basta con un pésame, unas lágrimas de cocodrilo y una falsa pena. Yo me indigno mucho cuando ocurre algo parecido y veo como por ejemplo en redes sociales y televisión salen los altos cargos públicos del país mostrado su gran dolor y pésame. ¿Pero qué dolor y pésame más grande puede haber que el de esas familias y heridos que le han destrozado la vida siendo incapaces ya de volver a levantar la cabeza para seguir adelante? No soporto tanta falsedad; se me va la vida en ello.

Dentro de las Fuerzas Armadas Españolas cuando ocurre una tragedia de tal magnitud, como se te ocurra posteriormente luchar por la verdad, por la Justicia que mereces y por la indemnización que deberían de respetarte, prepárate para las consecuencias. O sea que aparte de que ves, que de la noche a la mañana, tu vida se ve totalmente destrozada, los mismos que ocultan todo comienzan una guerra más para ellos contra tu persona, pero otra desgracia más para ti: el acoso y persecución. Que se lo pregunten y digan a uno de los dos únicos supervivientes de la explosión en Hoyo de Manzanares, el Teniente Pepe Candón, luchador incansable que durante ya casi 13 años sin parar y con un gasto económico en abogados estratosférico, le han hecho la vida más imposible aún. No contentos con el desgaste físico, pero, sobre todo, psicológico, a este oficial del Ejército español, una Juez militar le abre diligencias previas en su contra acusándole de haber sido el responsable de la explosión dónde fallecieron sus compañeros y le incrimina hasta con 7 delitos cuando, sin embargo, existen informes de la Guardia Civil que dicen que dichos «explosivos estaban caducados», que «eran inservibles» y que «se tenían que haber declarados inútiles para su posterior destrucción». Pero es que también la Justicia ordinaria española, les da la razón a las víctimas y a los dos heridos —únicos supervivientes— del infierno vivido un 24 de febrero en un campo de maniobras en Madrid y que por lo cual, y de igual manera tras la presión mediática recibida, hasta el mismo Ministerio de Defensa no le quedó de otra que admitir públicamente que los explosivos debían de haber sido descatalogados. No voy a decir que gracias a Dios, voy a decir que gracias a la lógica y un fiscal militar que arremetió duramente contra la citada juez, la misma fue apartada de inmediato del caso y el mismo se cerró, quedando definitivamente archivado.

¿Archivado? Sí, para siempre, pero el daño psicológico que te hacen de la forma más repugnante y lamentable que existe ahí quedó, ese es imposible de archivar. Y ahí quedará para siempre porque o callas y tragas con tu propia desgracia y vives en un infierno que jamás te correspondió o ellos serán los encargados de que lo lamentes para siempre a base de más sufrimientos, más pesadillas y más sentido de culpabilidad por lo ocurrido pero a la vez, tan injustamente. Made in Ejército español.

Agustín Ángel Fariña Peña

Soldado de Infantería Ligera del Reino de España| Hoyo de Manzanares| Defensa sigue lavándose las manos.