La niña consciente y con un cuchillo clavado en el tórax, la madre es la etarra Sara Majarenas

Lasvocesdelpueblo
La terrorista asesina etarra Sara Majarenas, al lado de Mikel Orbegozo, durante su juicio en la Audiencia Nacional. Archivo Efe. 28 de octubre de 2010. Diario Las Provincias. El Constitucional ampara a la etarra que denunció torturas en Valencia. Cuando Sara Majarenas y su novio Mikel Orbegozo fueron detenidos en una céntrica pensión de Valencia pretendían sembrar el terror. Los etarras disponían de una lista con sus objetivos: un guardia civil de Mislata, un médico militar valenciano, un comisario de la Policía Nacional... Tenían armas, una bomba lapa y explosivos. Hasta un millar de posibles víctimas figuraban en su anotaciones cuando fueron capturados el 17 de febrero de 2005. Ha pasado media década y la terrorista, de 29 años, cumple una condena de 13 años por estos hechos. Pero sigue con una batalla legal: intentar demostrar que sufrió torturas por parte de policías tras su captura en Valencia. El juzgado de instrucción 14 de la ciudad, cuyo titular es Félix Blázquez, archivó la queja de la etarra. Luego lo hizo la Audiencia de Valencia. Ahora el Tribunal Constitucional ampara a Majarenas, reprende a los jueces valencianos y ordena al magistrado que investigue el caso. La terrorista presentó su primera denuncia el 8 de abril de 2005. Según su versión, nada más ser arrestada en la pensión de la calle de la Sangre sufrió «golpes en la cabeza, estirones de pelo y patadas en las piernas». Una vez trasladada a Madrid, alegó, «me dieron puñetazos, me pusieron en posturas forzadas y me amenazaron con violarme con una pistola». Archivo Efe.

Agencias –  La mujer del supuesto agresor es la terrorista etarra Sara Majarenas, que actualmente cumple condena en la prisión valenciana de Picassent. Detenido tras apuñalar a su hija de 3 años en Benifayó (Valencia). En el interior de la vivienda hallaron a la pequeña consciente y con un cuchillo clavado en el tórax, según las fuentes, que han señalado que la pequeña sufrió dos heridas en el tórax y espalda y tiene el pulmón perforado. Valencia (España), lunes 16 de enero de 2017. Fotografía: La terrorista asesina etarra Sara Majarenas, al lado de Mikel Orbegozo, durante su juicio en la Audiencia Nacional. Archivo Efe. 28 de octubre de 2010. Diario Las Provincias. El Constitucional ampara a la etarra que denunció torturas en Valencia. Cuando Sara Majarenas y su novio Mikel Orbegozo fueron detenidos en una céntrica pensión de Valencia pretendían sembrar el terror. Los etarras disponían de una lista con sus objetivos: un guardia civil de Mislata, un médico militar valenciano, un comisario de la Policía Nacional… Tenían armas, una bomba lapa y explosivos. Hasta un millar de posibles víctimas figuraban en su anotaciones cuando fueron capturados el 17 de febrero de 2005.  Ha pasado media década y la terrorista, de 29 años, cumple una condena de 13 años por estos hechos. Pero sigue con una batalla legal: intentar demostrar que sufrió torturas por parte de policías tras su captura en Valencia. El juzgado de instrucción 14 de la ciudad, cuyo titular es Félix Blázquez, archivó la queja de la etarra. Luego lo hizo la Audiencia de Valencia. Ahora el Tribunal Constitucional ampara a Majarenas, reprende a los jueces valencianos y ordena al magistrado que investigue el caso. La terrorista presentó su primera denuncia el 8 de abril de 2005. Según su versión, nada más ser arrestada en la pensión de la calle de la Sangre sufrió «golpes en la cabeza, estirones de pelo y patadas en las piernas». Una vez trasladada a Madrid, alegó, «me dieron puñetazos, me pusieron en posturas forzadas y me amenazaron con violarme con una pistola». Archivo Efe.

Un hombre ha sido detenido en la localidad valenciana de Benifayó —un municipio español de la Comunidad Valenciana que pertenece a la comarca de la Ribera Alta, en la provincia de Valencia y tiene 11.830 habitantes— tras confesar haber agredido a su hija de unos 3 años, a la que encontraron en su domicilio con heridas de arma blanca en tórax y espalda y que permanece ingresada en el Hospital La Fe de Valencia.

Fuentes cercanas a la investigación han informado a la agencia española de noticias ‘Efe’ de que el suceso se produjo sobre las 10.30 horas de ayer cuando el hombre entró en el retén de la Policía Local del municipio valenciano y aseguró que había matado a su hija.

Agentes de la Guardia Civil y la Policía Local se acercaron hasta el domicilio, donde tuvieron que hacer un agujero en la puerta para poder entrar al comprobar que nadie abría.

En el interior de la vivienda hallaron a la pequeña consciente y con un cuchillo clavado en el tórax, según las fuentes, que han señalado que la pequeña sufrió dos heridas en el tórax y espalda y tiene el pulmón perforado.

Tras ser estabilizada por los sanitarios fue trasladada al Hospital de La Ribera, en Alzira, y posteriormente a La Fe.

La mujer del supuesto agresor, que permanece detenido en dependencias de la Guardia Civil como posible autor de un delito de homicidio en grado de tentativa, es la etarra Sara Majarenas, que actualmente cumple condena en la prisión valenciana de Picassent.

La alcaldesa de Benifaió, Marta Ortiz, ha explicado a EFE que el suceso se produjo en el número 17 de la avenida de la Caixa d’Estalvis y que el supuesto autor de la agresión y su hija no estaban empadronados en ese municipio.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies