Covid 19, negligencia y crímenes de lesa humanidad en España

Xurde Hevia Rocamundi
FOTOGRAFÍA. MADRID (ESPAÑA) HOSPITAL HABILITADO EN LA FERIA DE MADRID (IFEMA), 27.03.2020. Personal sanitario descansa en los exteriores del Hospital de Ifema, este viernes en Madrid. Efe

Redacción Xurde Hervia Rocamundi — Dejemos de lado las ideologías políticas o los partidos políticos. Aquí estamos hablando de la humanidad, de Salud Pública y de vidas humanas. Nos encontramos en un punto que va a cambiar en breve nuestra existencia; por lo menos en lo Económico. Debemos prepararnos para la mayor crisis después de la Segunda Guerra Mundial en el resto del Mundo o la postguerra en España. Nuestro país tiene el mayor índice de contagios y muertes en comparación con las demás Naciones ateniéndonos al número de habitantes. Superamos con creces los niveles de propagación de China e Italia. Y todavía nos quedan miles de infectados y cientos de muertos antes de llegar al denominado “pico”. Este se dará entre finales de marzo y principios de abril 2020 después de los 14 y 24 días de incubación desde la famosa manifestación del Día Internacional de la Mujer Trabajadora y Paz Mundial del domingo, 8 de marzo de 2020 (8M).

Ahora no es el momento pero, pasada la cuarentena, cuando terminen los encierros y recuperemos la normalidad, habrá que dirimir quienes son los culpables y hacerlos pagar penamente la negligencia por la que nos encontramos en esta situación.

No se puede poner un Gobierno en manos de irresponsables sectarios, donde prima antes una ideología que la Salud Pública de todo un país. Pero, el PSOE y Unidas Podemos no son los únicos culpables; tanto PP, Ciudadanos y el resto de formaciones políticas regionales apoyaban estas masivas concentraciones. Aún estando avisados de sus consecuencias, ninguno dio la voz de aviso. VOX, estando en contra, no dudó en hacer un miting en Vistalegre en las mismas fechas.

Seamos claros. Todo esto se podría haber evitado o como mínimo, tener unos niveles muy inferiores en torno a una cuarta parte o menos si se hubiesen tomado medidas antes cuando el Consejo Europeo ya puso a nuestros dirigentes sobre aviso.

El primer aviso serio ya los tuvimos con China en plena efervescencia cuando las grandes empresas tecnológicas se negaron a venir a Barcelona para el Mobile World Congresos. Acto seguido los casos de Italia y los primeros en España. Sin embargo, el Gobierno en pleno siguió con los planes de organizar los actos del Día Internacional de la Mujer Trabajadora (8M), despreciando las señales, estando a la cabeza de las reinvindicaciones la insensata ministra de Igualdad, Irene Montero Gil. En primer lugar, le deseo una pronta recuperación, más tarde su cese inmediato y llegado el momento verla ante la Justicia.

“El machismo mata más que el Coronavirus”

Hablando de inconscientes, no he visto ni un ápice de arrepentimiento o una petición de disculpas en ninguna de esas mujeres que tan alegremente nos invitaban con entusiasmo, desde el plasma, a acudir masivamente a las manifestaciones. Desde la presentadora del programa «Espejo Público» de Antena 3, Susanna Griso Raventós, pasando por la política María Cristina Almeida Castro -Cristina Almeida- o la otra “ilustre” ministra, la vicepresidente primera del Gobierno, Carmen Calvo Poyato, todas ellas, minimizando los efectos del coronavirus, incluso riéndose cuando hacían referencia a ello alguna periodista valiente… (hay vídeos al respecto).

Decían todas ellas, así como muchos carteles en el fatídico día: “El Machismo mata más que el Coronavirus“. Pues bien, señoras, el COVID-19 ha matado más personas en pocos días que toda la violencia familiar desde la existencia del registros al respecto.

Por cierto, no he visto ninguna Asociación Feminista ofrecer ningún tipo de ayuda y menos económica a la Sanidad Pública o a las víctimas y eso después de ser regadas con 270 millones de euros al año, de los impuestos de todos los españoles.

Como he dicho al principio, esto no va de partidos políticos o ideologías concretas. No se libra nadie. Todos nuestros representantes políticos actúan como necios. En estos momentos de incertidumbre, cuando estemos más necesitados que nunca de unión y de trabajo en equipo para intentar salvar el máximo número de vidas posibles, sale la nota discordante del presidente de la Generalidad de Cataluña, Quim Torra Pla. Este fanático en vez de velar por la salud de 7.619.494 habitantes de Cataluña —según datos del Instituto de Estadística de la Generalidad de Cataluña para el año 2019—, opta por ser de nuevo el altavoz del independentismo más radical, culpando de todos los males a “Madrit”.

Pues no señor mío. Los miles de contagiados en Cataluña no proceden de la capital de España sino de vuestro mitin político en Perpiñán donde reunísteis a decenas de miles de personas confiadas. Aunque intentéis endiñarle el origen, a una barbacoa de 80 comensales en Igualada (Barcelona)… Sino el “honorable” y el “vicepresident” (ERC) no estarían infectados.Eso en primer lugar,en segundo porque el “procés” sale muy caro y solo invertís el 3´9 del PIB catalán en SANITAT,cuando en el resto de España la media es el 5´9.Ahora cuando en verdad se necesita,la sanidad catalana está al borde del colapso,y usted como President consecuente del momento de máxima prioridad, ausente.

Arrimadas y Casado tienen su cuota de irresponsabilidad

En cuanto al Ejército español, y aquí le dedico estas palabras al Partido Nacionalista Vasco (PNV) y al Esquerra de Republicana de Cataluña (ERC), los militares no son solo gente de armas, hay verdaderos especialistas en desastres tanto naturales como víricos. Y los soldados son los únicos capaces de crear de la nada hospitales de campaña y de actuar con disciplina en las condiciones más peligrosas y adversas. No han venido a “invadir” sino a ayudar. Si se hubiera dejado proceder a la Unidad Militar de Emergencia (UME) en el País Vasco, esos dos desgraciados ya olvidados, estarían descansando en su tumba y no enterrados entre basura y escombros para desconsuelo de sus familiares.

Aún no formando parte del Gobierno, tanto la presidente de Ciudadanos (Cs), Inés arrimadas García, como el presidente del Partido Popular (PP), Pablo Casado Blanco, tienen su cuota de irresponsabilidad, dado que no hicieron nada por impedir las masivas manifestaciones del (8M); la más numerosa en Madrid. Es más, una parte de miembros de sus partidos acudieron a ellas asimilando el mensaje con desigual fortuna; unos integrándose entre las manifestantes y otros expulsados por las hembristas más radicalizadas. Ninguna de las dos formaciones actuó como oposición responsable ni avisó de las consecuencias contrastadas para no poner en peligro un puñado de votos. Tan culpables como la coalición gobernante, anteponiendo las cábalas electorales a la salud de los ciudadanos. En cuanto a VOX, aún habiéndolo advertido y dejado a la libre elección de los asistentes, Vox puso en riesgo a más de 9000 personas en su acto. 

Los máximos responsables: Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

Pero hay que centrarse en los máximos responsables: el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente de Gobierno, Pablo Iglesias. Ambos dirigentes, habiendo perdido la batalla ideológica y velado por el obrero, les gusta tanto el dinero y el poder como a cualquiera. Han debido adaptarse y apuntarse en todos los movimientos minoritarios que terminan con los sufijos “-istas“. Aglutinarlos para entre todos crear una mayoría cuyo máximo estandarte es la política de género y la confrontación. Y todo aquél que no les apoya o intenta revatirlos es tildado de facha y/o retrogrado, e incluso los acusan de extremistas.

Y he aquí la cuestión, bajo el axioma de divide y vencerás, llevando por bandera el supremacismo hembrista en detrimento del hombre blanco, occidental y heterosexual, no podían dejar pasar la oportunidad de celebrar el (8M). Aún cuando sus propios asesores sanitarios se lo desaconsejaban, incluso llegando a someter y obligando a mentir al Director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, el epidemiólogo Fernando Simón.

En las hemerotecas de hace escasamente un mes podemos ver las declaraciones de este sujeto,en las cuales nos decía que en España no pasaría de haber unos pocos contagiados originarios del exterior,y la improvable posibilidad de un brote de procedencia nacional.Mientras tanto se seguían celebrando partidos de fútbol con los campos llenos de aficionados,y los aeropuertos funcionado a todo ritmo,

Y llegó el día 9 de marzo de 2020, con casi mil afectados y 16 fallecidos. La primera vez que el Gobierno se lo tomaba en serio, una vez pasado el aquelarre feminista. Y no declarar el estado de alarma hasta el 14 de Marzo,para entrar en vigor el día siguiente, lunes 15 de marzo.

En ello estamos 47.100.396 de españoles —según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondiente de la primera mitad del año 2019 al 1 de julio de 2019—, con el movimiento restringido bajo multa gubernamental, confinados en nuestras casas, viendo como cada día se incrementa el número de enfermos del COVID-19, el número de fallecidos, quintuplicando las previsiones de los 10.000 positivos anunciados por nuestros expertos, encabezados por el ilustre ministro de Sanidad, don Salvador Illa Roca. Sin haber llegado aún al pico máximo que se prevé para finales de marzo o primera quincena de abril —los famosos 14 y 24 días de incubación del coronavirus, desde el (8M)—.

¿Qué conocimientos tiene ministro de Sanidad, don Salvador Illa Roca, en Medicina?

Hablando de Ministerio de Sanidad, no entiendo que hace un filósofo al frente, no dudo de su capacidad de negociación y/o persuasión, tiene fama de ello en el tema territorial catalán, pero, ¿qué conocimientos tiene en Medicina? Otra irresponsabilidad del Gobierno. En vez de poner un médico como titular del Ministerio, como sería normal, se nombra a este señor para cubrir la cuota gubernamental del PSC, despreciando nuevamente el bien común.

Lo más gracioso es que nos piden responsabilidad, crean el desastre y recae en nosotros la culpa de la propagación del coronavirus (COVID-19).

Desde aquí mi reconocimiento a la ciudadanía española por su comportamiento ejemplar. Un Pueblo como el nuestro acostumbrado a socializar, a llenar las terrazas de los bares, a quedar con familiares y amigos, a salir los fines de semana, etc. ha desmostrado mayor compromiso que nuestros representantes políticos.

Un aplauso para esas personas, con iniciativas solidarias para llevar alimentos a las personas mayores, por ejemplo, o empresas como Inditex que mantiene los sueldos de sus empleados de su propio bolsillo y ofrece su maquinaria para hacer mascarillas y batas; Mango igual. O ese empresario cediendo caravanas para el descanso de sanitarios y policías. También, los maestros dando clases online, deportistas enseñando trucos para mantenerse en forma, hoteles ofreciendo sus instalaciones, empresas fabricando respiradores, etc., hay cientos de ejemplos, yo siento no poder nombrarlos a todos.

Solidaridad. Esa es la palabra.Todavía no he visto un solo gesto solidario de famosos, actores, actrices, presentadores, cantantes, periodistas, artistas… de grandes fortunas con patromonios millonarios contribuyendo con dinero a la Sanidad Pública, o con artículos necesarios, más allá de enseñarnos sus grandes mansiones y lo bien que se lo pasan en sus jardines y piscinas durante el confinamiento.

Varios deportistas están dando ejemplo digno de aplauso aunque me faltan muchos más. La liga española de fútbol, Liga de campeones, la UEFA paralizadas; la Formula Uno (F1), el moto GP, los Motos, etc. y ellos siguen cobrando sus desproporcionados sueldos.

Los bancos, con beneficios escandalosos durante años, por fin han reaccionado, semanas después del estado de alarma y han creado un fondo para compra de mascarillas y otros elementos de equipamiento.

¿La Iglesia, con esos conventos —espacios para poder acoger ancianos o enfermos— dónde están los obispos, convidándonos a hacer uso de sus monasterios e iglesias? O el mismísimo Papa, una simple oración no alivia a los enfermos.

¿Y la clase política? Congreso de los Diputados, Parlamentos regionales y Parlamento europeo, cerrados; igual el Senado, y sus asesores. ¿Se les aplicarán un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) o el (ERTE) es solo para los desgraciados que soportemos todo el tinglado con nuestro sudor, trabajo e impuestos?

En ocasiones tan dramáticas como éstas, es donde realmente se ve de que pasta está compuesto cada uno, allá cada cual con su conciencia. Los actos hablan por si mismos.

No me voy a olvidar de su Majestad el Rey de todos los españoles. Más allá de su insulso mensaje de 7 minutos televisado y de haber defenestrado a su padre por comisionista defraudador. Yo esperaba algo más de usted. Debería usar su influencia a nivel mundial para conseguir material sanitario y si, como dice el presidente, la competencia es feroz y no es capaz, nos daría una lección a todos si lo viéramos visitar hospitales por toda la geografía española. Me da igual que lo vistan como un astronauta para no infectarse. Pero, es necesario que se mezcle entre sus vasallos y salude a los profesionales sanitarios; vea en primera línea su día a día y atienda sus peticiones; y consuele con su presencia a sus súbditos enfermos, si no es capaz de arremangarse, bajar a la arena, en un momento así, permítame decirle que usted no me sirve.

Sánchez, un ególatra cuyo único fin era llegar a ser el presidente del país

Volviendo a los máximos culpables de nuestra actual situación. A esos dos egos —Pedro Sánchez y Pablo iglesias— en lucha permanente por copar las portadas de los medios y salir en los medios de comunicación en su afán de imponernos su doctrina ideológica y poniendo, ambos, en riesgo la vida de toda la población española.

El señor Iglesias, saltándose la cuarentena para acudir al Consejo de Ministros, no vaya a perder su cuota de protagonismo, y hay que dejarlo hablar en rueda de prensa. Su Ministerio interviene para dar soluciones a esta crisis en la que nos metió su mujer —ministra de Igualdad, Irene Montero Gil— con su empecinamiento de celebrar el 8M.

Menudo ejemplo,a nosotros nos exigen seguir escrupulosamente las reglas y ellos se las saltan alegremente.

¡Vaya pareja!. Lo alucinante es su ausencia de autocrítica. Sacan barones fuera, culpan a los Gobiernos anteriores por los recortes y sus malas decisiones, que las estamos pagando todos con enfermos y muertos. No merecen la más mínima mención. La verdadera culpa no es de ellos sino de quien lo permite, el señor Sánchez.

Este hombre se creía el «Kennedy español». Un ególatra cuyo único fin era llegar a ser el presidente del país y a cualquier precio. incluso pactando con los más extremistas a su izquierda y los más fanáticos separatistas. Se veía asimismo con futuras letras de oro en la historia de España; el pactista, el salvador…

Señor Sánchez, con todo el respeto a su madre, es usted un hijo de puta

Pues no, señor Sánchez. Por mucho que retuerza el lenguaje, que busque excusas, los historiadores del futuro analizarán los datos objetivos, con fechas y cifras, y le aseguro saldrá muy mal parado.

Su irresponsabilidad ha matado más españoles que ETA en todos sus años en activo, el 11 de marzo de 2004 (11M) y, en cuento a la mal llamada violencia machista juntos, usted va a quintuplicar su número de víctimas. Le avisaron el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Consejo Europeo. Usted tenía todos los datos sobre la mesa. Estaban los ejemplos de China; en Italia, la expansión era imparable pero, usted tenía que contentar a sus socios de Gobierno, aprobar una Ley redactada por una “grafitera de pancartas” y celebrar un aquelarre hembrista. Usted sabía perfectamente que aumentarían los casos de contagio, aunque no tanto, se les ha escapado de las manos. Con todo el respeto a su madre, es usted un hijo de puta.

Según ha confirmado este sábado, 28 de marzo, el Ministerio de Sanidad, hay un total 72.248 casos positivos de coronavirus, 8.189 nuevos infectados en las últimas 24 horas, lo que supone un aumento del 12,8 %, y 5.690 fallecidos, que se incrementan un 17,12 % tras sumar 832 muertos más. Son compatriotas españoles. Están falleciendo cientos de personas al día. Vamos a sobrepasar todos los récords a nivel mundial. Y nos vas a llevar a la mayor crisis económica de la historia reciente.

Tanto usted como el señor Iglesias son tan insensatos que han puesto en riesgo hasta la vida de sus propias familias, sus propias mujeres, sus propios hijos. Sois unos sinvergüenzas.

Romper la coalición gubernamental y crear un Gobierno de concentración

Pedro Sánchez, si quiere redimirse y en un futuro, espero próximo, le sirva de defensa ante la Justicia, debe cesar a los/as señores/as: Iglesias, Montero, Simón e Illa, como mínimo. Romper la coalición gubernamental y crear un Gobierno de concentración con la oposición y asesorarse por los mejores profesionales de cada ramo. Es la única forma para dar cierta tranquilidad a los mercados.

Usted nos ha metido en este marrón y debe sacarnos. Luego responder ante la Ley. Cuando esto acabe, debería celebrarse un pleno en el Congreso de los Diputados y los 350 diputados para pedir perdón a todos los españoles por la negligencia cometida. Acto seguido, dimitir absolutamente todos/as y desaparecer de la vida pública, por ineptos.

Para terminar, a todos los ciudadanos de este país, hemos demostrado como Pueblo cuanto valemos, bastante más que nuestros representantes políticos. Una vez pasado el confinamiento, independientemente del partido político a quien votes, deberíamos crear una Asociación de víctimas del Coronavirus (COVID-19), donde cabramos todos: Los enfermos, los familiares de fallecidos, los arruinados por el cierre obligado de sus negocios, los afectados por problemas sicológicos debido a la presión, el miedo y el encierro, los nuevos parados, los padres separados que no han podido ejercer su derecho al régimen de visitas, los profesionales de primera línea abandonados a su suerte sin medios de protección; y denunciar al Ejecutivo por los delito de Omisión, de Lesiones, de Homicidio Imprudente, de negligencia e incluso, de crimen de Lesa Humanidad.

Castigo ejemplar

No puede volver a repetirse unos hechos de estas características, bajo ningún concepto. El castigo ha de ser ejemplar. Como Pueblo, nos merecemos un Gobierno con los mejores y los más capacitados y no con trepas mediocres cuyas nefastas decisiones nos causan ruina y muerte.

Sabemos que van a utilizar todos los medios posibles para salirse de rositas. Usarán a la prensa afín —ya lo hacen— para defender sus tesis, su inocencia. Defenestrarán a la prensa libre —Alfonso Usía ya es una de sus primeras víctimas—. Presionarán desde la Fiscalía del Estado para no admitir a trámite las denuncias; harán uso de toda la maquinaria desde el Gobierno para dejarnos sin voz. No hay que desfallecer, si nos unimos todos los afectados, tarde o temprano, la verdad y la Justicia se impondrán.

Desde aquí, mi pésame a todas aquellas familias que han perdido —y perderán— a sus seres queridos, lo siento de verdad. Cuanto dolor sin poder despedirse y hacer un velatorio adecuado, lo siento.

Xurde Rocamundi

Del domingo, 15 de marzo, al sábado, 28 de Marzo de 2020

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies